•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aseveró este viernes que "por más dudas que haya", el camino que el país debe afrontar para el futuro es el de su Gobierno, con "honestidad, trabajo, vocación y compromiso", cuando quedan menos de seis meses para las elecciones y en medio de la crisis económica.

El mandatario participó en el barrio de Belgrano de Buenos Aires de la inauguración de un viaducto que beneficiará diariamente, según datos oficiales, a más de 200.000 vecinos que se movilizan en su zona de influencia, y que permitirá eliminar ocho pasos a nivel.

"Este es el rumbo que nos lleva al futuro. Cada obra que terminamos nos acerca un paso a más a esa Argentina que queremos, soñamos y merecemos", señaló Macri, que estuvo acompañado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; alcalde de la capital, Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Si bien no la nombró directamente, Macri hizo una clara alusión a los Gobiernos de su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), que analistas y gran parte del panorama político ya sitúan como su principal adversaria en los comicios presidenciales de octubre próximo, en los que él ya ha adelantado que buscará la reelección, aunque ella sigue sin confirmar si se presentará.

"Esta mañana pensaba,. ¿qué hubiese sido si los gobiernos anteriores de distintas banderías se hubiesen comprometido trabajar con un gran equipo sin mezquindades, sin egos, con transparencia... qué Argentina tendríamos?, añadió el mandatario.

"¿Por qué no hicieron estas obras? ¿por qué prometieron obras y no las cumplieron? ¿cuáles fueron sus prioridades? ¿a dónde fue a parar el dinero de los argentinos? Hay muchas preguntas", subrayó.

Por la crisis, la imagen de Macri se ha resentido fuertemente en las encuestas. EFE/END

El país se encuentra en una difícil situación económica desde que hace un año la abrupta devaluación del peso desencadenó en una alta inflación y una recesión que no termina, y que llevó al Gobierno a pedir en 2018 un préstamo de 56.300 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional.

Por la crisis, la imagen de Macri se ha resentido fuertemente en las encuestas, y hoy reiteró en que su gestión es la correcta para lograr salir de las dificultades.

"Si hay honestidad, si hay trabajo, vocación y compromiso se puede. Por más dudas que haya, les vuelvo a decir en este día histórico para la ciudad de Buenos aires y los trenes argentinos, es que es por acá, argentinos.. es por acá", aseveró, aunque reconoció que los "cimientos" que construye su Gobierno "no se hacen de un día para el otro".

"Requieren de un esfuerzo, es un desafío claro, pero es el premio hacia un futuro mejor para todos", remarcó.