•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, afirmó este domingo que el narcotráfico creció "exponencialmente" en el país durante la última década, en la que no existió "ninguna política que tuviera la intención de combatirlo".

"En la década pasada, sin ninguna política que tuviera la intención de combatirlo, el narcotráfico creció exponencialmente en nuestro país. Como consecuencia de eso, drogas de todo tipo en cantidades masivas se pusieron al alcance de nuevos consumidores a menor precio", aseguró en un texto difundido a través de sus redes sociales.

El líder del Ejecutivo valoró las condiciones de un nuevo mercado integrado por consumidores "jóvenes de todo el país, de todas las clase sociales, de toda clase de familias".

"Ellos (los jóvenes) son el objetivo principal de cualquiera que traiga drogas al país. Porque el mercado de drogas, como el de videojuegos, no puede crecer hacia las personas con más edad, siempre crecen hacia las personas de menos edad, hacia los jóvenes, hacia los chicos", manifestó.

Subrayó que las detenciones sobre bandas de narcotráfico o la incautación "de un camión con drogas acá o allá" no son hechos aislados "que parecen salidas de una serie de televisión", sino que tienen incidencia real sobre la población.

"Se trata de capturar concretamente a un conjunto de personas y sus lotes de drogas que representan a organizaciones violentas que buscan llenar las calles, las escuelas, los colegios, las universidades, los clubes y los empleos, con esas drogas. (...) No es un hecho policial lejano, es absolutamente cercano", añadió.

Según su juicio el país se ha acostumbrado "a ver operativos policiales exitosos que terminan incautando todo tipo de drogas" y recordó que cada operativo aleja más a las drogas de las calles.

"Cada decomiso significa menos drogas en las calles, drogas más difíciles de conseguir, drogas más caras, más distantes de los colegios, de tus hijos", concluyó.