•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un juez peruano envió este martes a prisión preventiva por 18 meses a la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, acusada de haber recibido aportes ilegales de campaña de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS.

En un escándalo de corrupción que salpica a cuatro expresidentes peruanos, la fiscalía acusa a Villarán de haber recibido dinero de Odebrecht para financiar la campaña de un referéndum revocatorio en 2013, que ella ganó, y de OAS para su intento de reelección en 2014, que no prosperó.

"Se ordena la variación de comparecencia restringida por prisión preventiva por 18 meses contra la ciudadana Susana Villarán", dijo el juez Jorge Chávez, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción.

"Existe obstaculizacion y ocultamiento de pruebas" por parte de Villarán, así como "peligro de fuga", agregó el juez al fundamentar su decisión. 

La fiscalía había pedido 36 meses de prisión preventiva para la exalcaldesa, pero el juez solo accedió a la mitad de este tiempo solicitado.

Al solicitar la orden en una audiencia judicial este martes, la fiscal Angela Zuloaga dijo que el exjefe de Odebrecht en Perú, el brasileño Jorge Barata, testificó que aportó tres millones de dólares a Villarán. 

"Jorge Barata señaló que la exacaldesa le agradeció por el aporte", agregó la fiscal ante el juez Chávez.

Activista de izquierda y católica devota, Villarán había admitido que recibió aportes de campaña de las empresas brasileñas, a diferencia de los expresidentes investigados, que lo han negado. 

Además, la exalcaldesa había declarado que estaba preparada para ir a la cárcel.

El dinero de Odebrecht y OAS "no fue a título gratuito, sino fue en razón de dos obras" públicas, destacó la fiscal.  Archivo/ END"No soy de la personas que se fuga, que evade a la justicia. Soy de las personas que da la cara, tengo una familia a la que respondo con la verdad dando la cara, creo en la justicia, nunca voy a evadir a la justicia", dijo en la audiencia.

Villarán fue alcaldesa de Lima en 2010-2014 y la fiscalía la acusa de los delitos de integrar una asociación ilícita, cohecho y lavado de activos.