•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer juicio oral por presunta corrupción contra la expresidenta argentina Cristina Kirchner quedó este martes al borde de la suspensión, a raíz de una medida de urgencia solicitada por la Corte Suprema ante una queja de la defensa.

Las audiencias debían comenzar el martes 21, pero los jueces supremos le pidieron al tribunal que debe juzgarla que les envíe sin demora el expediente para estudiar si es cierto que faltan las pericias y pruebas suficientes, como sostuvieron los abogados de Kirchner.

El comunicado de la Corte difundido en su página web afirmó lo siguiente: "Por disposición del Tribunal, solicítense los autos principales con carácter de urgente".

El tribunal debe ahora girarle a los jueces supremos el expediente, sin el cual es imposible iniciar el juicio oral.

La acusación se basa en que las obras públicas de la provincia de Santa Cruz (Patagonia, sur), adjudicadas a un empresario conocido de la familia Kirchner, no se ejecutaron en tiempo y forma pese a que fueron abonadas por las arcas públicas.

Las obras fueron en total 51, pero el tribunal decidió que se auditaran sólo cinco. Ni siquiera ha sido completada la auditoría de esas cinco obras, según informes a la Corte de los peritos oficiales.

La acusación contra Kirchner en esta causa fue obra de un financista vinculado a la agencia de inteligencia del gobierno y a una red de extorsiones a empresarios que investiga un juez en otra causa federal.

Una abogada del Estado ha declarado a la justicia que la agencia de inteligencia le pidió que le brindara entrenamiento judicial e instrucciones al financista para que pudiera acusar a Kirchner.

La exmandataria impulsó este martes un frente electoral para enfrentar al presidente Mauricio Macri en las elecciones generales del 27 de octubre.