•   Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, visitará Bolivia el viernes en medio de una fuerte polémica por los reclamos de la oposición que le exige que se pronuncie respecto a la candidatura presidencial de Evo Morales a un cuarto mandato, que consideran ilegal.

El jefe de la OEA se reunirá con Morales y con varios opositores en La Paz y luego se trasladará a la zona cocalera del Chapare (centro) para ser informado por el gobierno sobre los planes sobre erradicación de coca.

En ese mismo lugar, el mandatario lanzará el sábado su campaña, aunque no se confirmó si Almagro participará del acto político.

La oposición boliviana está apostando en que la OEA, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo de Lima la ayuden a frenar la postulación de Morales a un nuevo mandato 2020-2025 en las elecciones de octubre.

La senadora ultraconservadora Carmen Eva Gonzales hizo un llamado "a todo el pueblo, a todas las plataformas (agrupaciones civiles) a que nos aglutinemos para poder rechazar de manera contundente la visita" de Almagro y a manifestarse durante su estadía.

Evo Morales, presidente de Bolivia. Archivo/ENDMenos eufórico, el expresidente Carlos Mesa anunció en su cuenta Twitter que sostendrá una reunión con Almagro. "Llevo la demanda de quienes esperan de la #OEA, una posición firme y clara sobre estos temas", escribió en la red social el principal rival de Morales.

El candidato de derecha, Oscar Ortiz, aseguró que planteará a Almagro la posibilidad de tener una misión de la OEA desde el 1 de junio "para que consten y registren todas las violaciones que el gobierno ya está cometiendo a la imparcialidad que debe haber en las elecciones mediante el abuso de recursos públicos".

Según Ortiz, que recoge el 8% en los sondeos, Bolivia vive "un proceso electoral viciado".

Luis Almagro, secretario de la OEA. Archivo/ENDEl vicepresidente Álvaro García Linera criticó en tanto a la oposición por sostener "un cúmulo de contradicciones y de sinsentidos, años atrás (decían) que Almagro era un héroe, ahora dicen que Almagro es un villano".

Por eso, "estamos contentos con la llegada del señor Almagro", sostuvo García.

Tras el rechazo del referendo en 2016 a su candidatura, Morales, que gobierna hace 13 años de manera sucesiva, logró un año después que el Tribunal Constitucional lo avale.

El mandatario encabeza el último sondeo de mayo con 34% de aprobación, seguido de Mesa, con 28% y un bloque de indecisos del 21%.