• Bolivia |
  • |
  • |
  • EFE

Un exultante Evo Morales, primer presidente indígena de Bolivia, inició este sábado ante miles de seguidores su carrera hacia un cuarto mandato en las elecciones de octubre, ajeno a las críticas de la oposición, que le acusa de encabezar un gobierno corrupto y dictatorial.

Ante una multitudinaria concentración, que cifró en más de un millón de personas, el mandatario izquierdista pidió "cinco años más (de gestión) para garantizar esta liberación para toda la vida".

En los próximos "10 años, tal vez 15 años, máximo 20 años, Bolivia va a ser potencia en temas económicos", señaló ante miles de personas concentradas en la pista del aeropuerto de su feudo cocalero de Chimoré (centro del país).

Morales, de 59 años, justificó su convicción por su "gran plan de industrializar" los recursos naturales de Bolivia "como el litio, el gas y la electricidad.

La economía boliviana se vio beneficiada estos años por la bonanza en los precios internacionales de las materias primas, en especial el gas que exporta a Brasil y Argentina.