• Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

La Bolsa de Sao Paulo subió el martes 2,76%, en su segundo día consecutivo de ganancias, recuperando el terreno perdido la semana pasada, alentada en gran medida por señales de distensión entre el gobierno de Jair Bolsonaro y el Congreso, según analistas.

El índice Ibovespa cerró a 94.484 puntos, con un incremento de 2,76%, después de haber subido 2,17% el lunes.

Los analistas atribuyeron el repunte tanto a cierto reflujo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y a señales de que el Congreso brasileño se apresta a votar ordenanzas que perderían vigencia sin la aprobación del legislativo, como la apertura del sector aéreo a capitales extranjeros o la reducción de ministerios decidida por Bolsonaro al asumir la presidencia en enero.

Unos votos que podrían prefigurar un avance de la reforma de las jubilaciones, considerada crucial por los mercados.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. AFP/ArchivoLa semana pasada, la Bolsa había perdido casi un 5% y se había situado por primera vez en el año a menos de 90.000 puntos (después de haber llegado a 100.000 a mediados de marzo), debido precisamente a las dudas sobre el avance de esa reforma.

El alza bursátil "se debió principalmente a factores domésticos, con la expectativa de que el gobierno consiga destrabar las ordenanzas, y el mercado lo ha tomado como un termómetro para la reforma de las jubilaciones", dijo a la AFP Luiz Gustavo Pereira, de la consultora Guide Investimentos.

Entre las principales alzas se situaron las acciones de la siderúrgica CSN (+7,99%) y de la aerolínea Gol (+6,95%).

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Archivo/ENDEl fabricante de armas también tuvo una fuerte alza (+7,60%), tras divulgarse el contenido de una ordenanza de flexibilización del porte de armas que autoriza la compra de fusiles con alto poder de fuego.

El real se fortaleció igualmente frente al dólar. El billete verde se cotizó a 4,049 reales, frente a 4,105 al cierre de la víspera.