elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de abrir la puerta a Cuba tras excluirla durante 47 años, pese al desinterés de la isla a reintegrarse a la institución, fue favorecida por una serie de sucesos registrados en los últimos dos años:

- Tras asumir formalmente la presidencia en febrero de 2008, Raúl Castro eliminó una serie de prohibiciones que pesaban sobre los cubanos y firmó dos pactos de derechos humanos.

- La Unión Europea (UE) restableció en junio de 2008 el diálogo político y la cooperación con Cuba, suspendidos en 2003 tras el encarcelamiento de 75 disidentes.

- La Cumbre Latinoamericana de Costa do Sauipe (Brasil), a la que asistió Raúl Castro, pidió en diciembre de 2008 a Washington que "ponga fin al bloqueo económico, comercial, y financiero que mantiene a Cuba" desde 1962.

- Cuba fue admitida en el Grupo de Río -foro de consulta latinoamericano-, reunido en el marco de la Cumbre en Brasil, lo cual fue calificado de "trascendental" por Raúl Castro.

- Cuba se sometió a un examen del Consejo de Derechos Humanos en febrero e invitó al relator de las Naciones Unidas contra la Tortura, a visitar el país.

- Una inédita avalancha de 10 presidentes latinoamericanos visitaron Cuba en el primer semestre de este año: Panamá, Ecuador, Argentina, Chile, Guatemala, Venezuela, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Paraguay.

- El gobierno estadounidense de Barack Obama derogó en abril de 2009 las restricciones a los cubanoestadounidenses para viajar y enviar remesas a la isla, y en junio acordó con Cuba reanudar el diálogo migratorio suspendido en 2003, y sobre correo directo.

- Los presidentes que asistieron a la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago en abril reclamaron a Obama el levantamiento del embargo a Cuba luego de que el mandatario norteamericano admitiera el "fracaso" de la política estadounidense hacia la isla.

- Cuba logra el 1 de junio relaciones plenas con toda Latinoamérica luego de que el nuevo gobierno de izquierda de El Salvador reanudó los nexos diplomáticos, antecedido por Costa Rica en marzo, lo que puso fin al aislamiento impulsado por Estados Unidos en la década de los años 60, sobre todo con la suspensión de la OEA de 1962.