• Venezuela |
  • |
  • |
  • EFE

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como presidente venezolano encargado por más de cincuenta países, dijo el sábado que acepta la mediación de Noruega para un nuevo diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Hemos recibido una invitación de Noruega a una mediación, y les quiero decir: la vamos a aceptar", afirmó desde una concentración en la localidad de Carora, en el estado occidental de Lara.

Guaidó pidió al mismo tiempo a sus simpatizantes no confundir "los medios con los objetivos", pues aseguró que está "muy cerca" de lograr la salida de Maduro del poder.

Juan Guaidó dijo que acepta la mediación de Noruega para un nuevo diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro. EFE/END

Posteriormente, en un comunicado explicó que había decidido atender la invitación de Noruega "para explorar una posible salida, negociada", siempre que "lleve al cese de la usurpación" que considera hace Maduro de la presidencia, a un Gobierno de transición y a elecciones libres, tal y como ha planteado desde el principio.

El dirigente opositor, que compartió el texto en Twitter, dijo que está "ejerciendo con responsabilidad todas las opciones" para "lograr el cambio urgente" que necesita Venezuela, un país en el que el conflicto político se agudizó a raíz de que Maduro jurara un nuevo mandato de seis años el pasado 10 de enero tras unas elecciones tachadas de fraudulentas por la oposición.

Guaidó añadió que para evitar la desconfianza, el "uso engañoso", la división y "aliviar la presión", informará oportunamente sobre los avances del proceso.

Asimismo, confirmó que la delegación opositora estará formada por el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González; el exalcalde del municipio caraqueño de Baruta Gerardo Blyde y el exministro de Transporte y Comunicaciones Fernando Martínez Mottola (1992-1993), "quienes explorarán y conversarán tanto con el Gobierno de Noruega como con representantes del régimen" de Maduro.

González, Blyde y Martínez habían viajado la semana pasada a Oslo para una fase exploratoria, según el Ministerio de Exteriores noruego, que también informó de que había recibido a la delegación del Gobierno de Nicolás Maduro.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro agradeció a Noruega sus esfuerzos para lograr un diálogo político que ayude a solucionar la crisis venezolana, y aseguró que su delegación ya se prepara para viajar a Oslo para un nuevo proceso de conversaciones con la oposición.

Nicolás Maduro agradeció a Noruega sus esfuerzos para lograr un diálogo político que ayude a solucionar la crisis venezolana. EFE/END

"Agradezco al gobierno de Noruega por sus esfuerzos para avanzar en los diálogos por la paz y la estabilidad de Venezuela. Sale hacia Oslo nuestra delegación con buena disposición para trabajar la agenda integral acordada y avanzar en la construcción de buenos acuerdos", dijo en Twitter.

El mensaje estuvo acompañado con un vídeo en el que se muestra reunido con la primera dama, Cilia Flores, la vicepresidenta Delcy Rodríguez y la delegación que representará a su Gobierno en los encuentros que se realizarán en Noruega, presidida por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Al ministro le acompañarán al canciller Jorge Arreaza y el gobernador del estado Miranda (centro), Héctor Rodríguez, indicó Maduro.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación de Venezuela. EFE/END

"Una buena delegación que lleva la voz de Venezuela. Quiero agradecer al Gobierno de Noruega por todos sus esfuerzos para continuar, para dar este segundo paso dispuestos a trabajar la agenda integral que ya hemos acordado y avanzar en buenos acuerdos", agregó.

El Ejecutivo de Noruega anunció que la próxima semana ambas delegaciones volverán a Oslo, sin ofrecer mayores detalles.

Venezuela vive un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años tras ganar unas elecciones que fueron tachadas de fraudulentas por la oposición, y en respuesta Guaidó se proclamó como presidente interino.

Jorge Arreaza, canciller de Venezuela. EFE/END

Desde entonces, el conflicto político se ha agudizado y varios países, entre ellos Noruega, intentan impulsar mecanismos para encontrar una solución negociada a la crisis venezolana.

El Gobierno y la oposición sostuvieron entre finales de 2017 y principios de 2018 varios encuentros de diálogos en República Dominicana que culminaron sin acuerdos y el oficialismo terminó convocando unas elecciones a las que compareció casi en solitario y que no han sido reconocidas por parte de la comunidad internacional.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC.