•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, no descartó este domingo otros mecanismos para la solución del conflicto político que mantiene con el Gobierno de Nicolás Maduro, pese a haber aceptado la mediación de Noruega.

"Es una invitación a una mediación de Noruega, es decir, no es negociación, no es diálogo, no utilicemos (...) la narrativa del régimen. Es una iniciativa más de las que estamos llevando, que sencillamente, si tenemos cese de usurpación (de Maduro), gobierno de transición y elecciones libres, habrá funcionado", dijo.

En declaraciones a periodistas tras un encuentro con simpatizantes en Barquisimeto, en el estado Lara (noroeste), Guaidó indicó que, de no funcionar este contacto, la oposición seguirá apuntando a los demás mecanismos planteados, como la cooperación internacional, el Grupo Internacional de Contacto, las protestas callejeras y otros.

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. EFE/END.

"Si hay dudas aún en algún país de la comunidad internacional del cual requerimos respaldo para avanzar en lo que sea necesario, bueno, que vea claramente que hemos puesto todo de nuestra parte para lograr una transición ordenada, pacífica, de cara al cese de la usurpación y por supuesto a que haya elecciones libres", apuntó.

Preguntado por cómo será la metodología de los encuentros en Oslo, el político opositor indicó que la misma será definida por la mediación de Noruega y remarcó que la tarea de sus enviados es "clara": comprobar la disposición de los representantes del Gobierno.

"Eso toma poco tiempo saberlo, (...) la semana siguiente tenemos el Grupo de Contacto, que ha venido trabajando también, tenemos reunión importante como las que ha venido sosteniendo el embajador (de Guaidó) Carlos Vecchio con las diferentes instancias de los Estados Unidos", manifestó.

Durante el discurso que ofreció en la concentración, indicó también que el Grupo Internacional de Contacto se reunirá en los próximos días y dará "sorpresas".

Asimismo, defendió que sus representantes en los contactos vayan en los próximos días a Oslo y dijo que quien no entienda que se debe "jugar en todos los tableros", está "cooperando con otra causa".

La delegación opositora estará formada por el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González; el exalcalde del municipio caraqueño de Baruta Gerardo Blyde y el exministro de Transporte y Comunicaciones Fernando Martínez Mottola, quienes contarán con la asesoría del antiguo rector electoral Vicente Díaz.

La delegación gubernamental estará compuesta por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez; el gobernador del estado de Miranda, Héctor Rodríguez, y el canciller Jorge Arreaza.

Precisamente este domingo la plataforma opositora Soy Venezuela, de la dirigente María Corina Machado y el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, expresó su rechazo a los contactos en Oslo, pues considera que "se muestra como la trágica repetición de la experiencia de diálogos" realizados en República Dominicana el año pasado.

"Consideramos que atender la invitación del gobierno noruego irrespeta y diluye el esfuerzo concertado entre el gobierno del presidente encargado y cabeza de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y los actores de la comunidad internacional más sensibles y comprometidos con la tragedia de los venezolanos", dijo.

Durante esta jornada, ni Maduro ni sus representantes se pronunciaron sobre los nuevos contactos en Oslo, aunque el jefe de Estado ya había adelantado la noche del sábado que su delegación se preparaba para viajar.

Venezuela vive un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años tras ganar unas elecciones que fueron tachadas de fraudulentas por la oposición, y en respuesta Guaidó se proclamó como presidente interino.

Nicolás Maduro. EFE/END.

Desde entonces, el conflicto político se ha agudizado y varios países, entre ellos Noruega, intentan impulsar mecanismos para encontrar una solución negociada a la crisis venezolana.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC.