•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Unión Europea nombró el martes al exsecretario general iberoamericano Enrique Iglesias como enviado para intentar poner fin a la crisis en Venezuela, en momentos en que se intensifican las gestiones diplomáticas que buscan promover la celebración de nuevas elecciones.

La UE, que lidera un Grupo Internacional de Contacto (GIC) junto a varias naciones sudamericanas, espera que Iglesias pueda ayudar a encontrar una forma de convencer al presidente Nicolás Maduro para que deje el puesto y permita que todos los grupos políticos del país puedan participar en una votación libre y justa.

El GIC dijo a inicios de mayo que estaba listo para enviar una misión política a dicho país y que es una prioridad restablecer la democracia, el estado de derecho y la separación de poderes.

La crisis en todos los órdenes que vive Venezuela ha empeorado la vida de los venezolanos. Maduro mantiene el control sobre los altos mandos militares y las instituciones estatales.

El gobierno interino que lidera Juan Guaidó tiene el apoyo de muchos venezolanos y de más de 50 países del mundo y continúa presionando para que Maduro se haga a un lado.

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. EFE/END.

Iglesias, exministro de Relacione Exteriores de Uruguay y expresidente del Banco de Desarrollo Interamericano, es considerado entre los diplomáticos como una persona con los contactos y la experiencia para poder hablar tanto con Maduro como con Guaidó, así como con otros grupos políticos.

Tras haberse reunido con Maduro y Guaidó este mes, el Grupo de Contacto de la UE -que incluye a España, Reino Unido, Francia y Alemania- también espera poder convencer a Estados Unidos para que respalde un proceso diplomático pacífico para salir de la crisis.

A la vez, y con gran secretismo, se desarrolla el diálogo entre representantes de Guaidó y Maduro en Oslo, Noruega, donde buscan salida a la crisis política y humanitaria que padece la nación sudamericana.