• Naciones Unidas |
  • |
  • |
  • EFE

La ONU recibió en los tres primeros meses de este año 37 nuevas denuncias de supuestos abusos sexuales cometidos por personal de la organización, según informó este jueves.

A ellas se suman otras 33 acusaciones contra trabajadores de entidades con las que colabora sobre el terreno para desarrollar su trabajo, indicó Naciones Unidas en una revisión trimestral.

La mayor parte de los casos están aún bajo investigación, aunque uno ya se ha confirmado y ha sido referido al Estado miembro del individuo en cuestión, mientras que en otros cuatro casos las denuncias no se han corroborado.

En las 37 denuncias contra personal de la ONU hay 49 supuestas víctimas -algunos casos involucran a más de una-, entre ellas varios menores, según detalló el portavoz Farhan Haq.

El secretario general de la ONU, António Guterres. EFE/END.

Mientras, en los 33 casos de empleados de otras entidades socias hay 37 víctimas, apuntó. Dentro de una política de "tolerancia cero" decretada por el secretario general, António Guterres, la ONU informa periódicamente de todas las denuncias contra su personal.

Durante 2018, la organización recibió 94 alegaciones contra su personal y 109 contra trabajadores de organizaciones que la apoyan sobre el terreno, un incremento con respecto al año anterior.

La ONU asegura que ese aumento se debe en buena medida a una mayor concienciación de las víctimas sobre la importancia de denunciar estos delitos y a su propia política de "tolerancia cero" con los abusos.

Los repetidos abusos sexuales cometidos por personal de la ONU, sobre todo "cascos azules" desplegados en países africanos, generaron en los últimos años un gran escándalo para la organización.

En respuesta, Guterres impulsó varias medidas para acelerar las investigaciones, apoyar a las víctimas y tratar de acabar con todos los casos de abuso y explotación sexual.

La ONU tiene más de 90,000 empleados civiles repartidos en decenas de entidades, y más de 100,000 uniformados distribuidos en numerosos países.