• Berlín, Alemania |
  • |
  • |
  • AFP

El secretario de Estado estadounidense y el ministro alemán de Exteriores intentaron el viernes en Berlín limar divergencias entre sus países, que son numerosas en varios frentes y fueron subrayadas la víspera por la canciller Angela Merkel en un discurso en Estados Unidos.

Alemania, un cercano aliado de Estados Unidos pero que mantiene relaciones difíciles con el presidente Donald Trump, es la primera parada de una gira por cuatro países europeos del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Pompeo también visitará Suiza y Holanda antes de unirse a Trump en su visita de estado al Reino Unido.

Las divergencias entre Berlín y Washington --Irán, la relación con el gigante chino Huawei, los gastos en la OTAN, la guerra comercial-- son numerosas, tal como dio a entender Merkel el jueves en un discurso en la universidad de Harvard.

Sin citar en ningún momento a Trump, Merkel criticó las "mentiras presentadas como verdades", defendió la necesidad de "hacer lo humanamente posible" para responder al cambio climático, y elogió la alianza transatlántica y el multilateralismo.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END.

Trump se ha enfrentado en repetidas ocasiones a Merkel, criticándola abiertamente por su política migratoria, algo que era difícil de imaginar por parte de un presidente estadounidense antes de la inesperada elección del magnate del sector inmobiliario en 2016.

Sin embargo Alemania ha sido un socio clave de Estados Unidos en Afganistán, de donde Trump está tratando de retirar las tropas estadounidenses después de casi dos décadas de lucha.

"Diferencias" de enfoque

En Berlín, los dos ministros intentaron quitarle importancia a sus encontronazos aunque reconocieron "diferencias" de enfoque.

Heiko Maas defendió el acuerdo sobre el programa nuclear iraní de 2015 --del que se retiró la administración Trump, para gran preocupación de los europeos-- pero expresó el deseo, igual que Washington, de que Irán deje de "desempeñar un rol negativo en la región".

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas. AFP/END.

También se declaró dispuesto a que su país "contribuya" a reducir la tensión entre Estados Unidos e Irán.

Después de semanas de una escalada en la que Estados Unidos desplegó un portaaviones y bombarderos B-52 con capacidad nuclear en la región, el mandatario estadounidense se ha distanciado de sus asesores al decir que quiere dialogar con Irán.

Pompeo ha dicho que Estados Unidos tiene canales para comunicarse con Irán. A pesar de que no ha revelado detalles, Suiza -su segunda parada en el viaje- maneja los intereses estadounidenses en Irán en ausencia de relaciones diplomáticas entre Teherán y Washington

Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo. AFP/END.

Respecto a Huawei, Berlín rehusa excluir al gigante chino para la implementación de su futura red 5G, pese a la guerra que le libra Washington al líder mundial de material de telefonía móvil.

Mike Pompeo dijo haber hablado "claramente" con su homólogo alemán del riesgo que Estados Unidos atribuye a Huawei.

"Queremos asegurarnos de que las redes por las que pasan informaciones estadounidenses sean dignas de confianza", pero con Huawei corren el riesgo de "caer en manos del Partido comunista chino" dijo Pompeo.

Heiko Maas respondió que las empresas que no se sometan a las "exigencias de seguridad" alemanas sobre el 5G no serán aceptadas.