• La Habana, Cuba |
  • |
  • |
  • EFE

El expresidente cubano Raúl Castro cumple este lunes 88 años, alejado de la vida pública y del día a día del Gobierno pero aún con las riendas políticas del país en sus manos como líder del gobernante Partido Comunista (PCC, único legal).

Castro (Birán, 1931), traspasó la Presidencia a su pupilo Miguel Díaz-Canel el 19 de abril del año pasado y desde entonces ha limitado sus apariciones en público -que tampoco eran numerosas mientras fue mandatario-, aunque ha encabezado actos de importancia nacional como la promulgación de la Constitución en abril o el Día del Trabajo en mayo.

Lea: Denuncian a Cuba de esclavizar a sus doctores ante la Corte Penal Internacional

El general ha recibido esta jornada varias felicitaciones a través de las redes sociales, entre ellas la de su sucesor, la del Ministerio del Interior o las de altos ejecutivos de empresas estatales.

"Felicidades al General de Ejército Raúl Castro Ruz. Revolucionario verdadero y patriota cubano. Su coraje, lealtad, firmeza de principios, honestidad, modestia, consagración y ejemplo nos inspiran. Nos enseñó en el momento más difícil que #SiSePuede", escribió Díaz-Canel en Twitter.

El diario estatal Granma, el principal del país, también publica hoy un artículo titulado "No renunciaremos a ninguno de nuestros principios" en el que recopila citas de varios discursos del exgobernante pronunciados entre 2016 y este año.

Aunque Raúl Castro dejó la primera línea política hace algo más de un año, durante su última alocución como presidente anunció que permanecería como primer secretario del todopoderoso PCC hasta 2021, cuando se espera que traspase el cargo a Díaz-Canel.

De interés: Castro prepara a los cubanos para “lo peor”

En esa misma jornada el nuevo mandatario acotó, en su primer discurso ya como gobernante, que Castro "encabezara las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación".

Raúl Castro dejó la primera línea política hace algo más de un año. Foto: EFE/END

Tras dejar la Presidencia, la primera tarea del menor de los Castro fue dirigir la reforma constitucional que culminó en abril pasado con la promulgación de una nueva carta magna sin cambios políticos significativos pero que consolida la controlada -y para muchos aún insuficiente- apertura económica impulsada durante su década en el poder.

También ha recibido a visitantes de países aliados como Venezuela, Rusia, China y Vietnam, el último de ellos el vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea del Norte, Ri Su-yong, el pasado 23 de mayo.

Su última intervención pública se remonta al pasado 10 de abril, durante la promulgación de la nueva Constitución en la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), donde Castro pidió a la población que se prepare "para la peor variante" de la economía, reconociendo así la crisis financiera que enfrenta la isla y que representa la más grave de la última década.

Además: Raúl Castro recibe en La Habana a líderes de Ghana y Mozambique

Alejado del día a día del Ejecutivo, el general de 88 años no escapa a las especulaciones periódicas sobre su salud, aunque en sus últimas apariciones públicas aparentaba un buen estado físico.

El único achaque reciente confirmado de forma oficial es una operación programada de hernia a la que se sometió en mayo del año pasado y que se divulgó aparentemente para justificar que el dirigente no apareciera en público tras el accidente aéreo ocurrido en La Habana en el que murieron 112 personas, la mayoría cubanos.