• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • EFE

Un plan para racionar la gasolina, un bien que ha comenzado a escasear en Venezuela, arrancó este lunes en una región del este del país y se desarrolla con "total normalidad", según las autoridades del estado de Monagas, que gobierna el chavismo.

"Se observa total normalidad en la distribución de gasolina en vehículos cuyas placas terminan en números pares. Hacemos un llamado a la calma y abastecer de combustible solo si es necesario", dijo en Twitter el secretario de la Gobernación de Monagas, Cesar Barrios, donde se aplica el programa.

La gobernadora de la entidad, Yelitza Santaella, anunció antes que se estableció el plan de racionamiento "junto a los trabajadores de la planta de distribución" de gasolina local, la Fuerza Armada, la policía del estado y las brigadas de Somos Venezuela, una formación política de izquierda que simpatiza con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Así, los vehículos cuyas placas finalicen en números pares repostarán los días lunes, miércoles y viernes, mientras que los que terminan en números impares lo harán los martes, jueves y sábados. Este programa de racionamiento no se aplicará los domingos.

Efe ha constatado que la escasez de gasolina golpea con fuerza a varias regiones del país, incluidos los ricos estados de Zulia y Bolívar, pero también en entidades como Lara, Aragua y Carabobo, que en el pasado llegaron a sostener un importante cordón industrial.

Además de Zulia, en los estados andinos de Táchira, Mérida y Trujillo se han reportado largas filas de vehículos esperando repostar, incluso por más de 48 horas.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. EFE/END

En Caracas se observan desde hace semanas largas colas en algunas gasolineras, mientras que otras han cerrado sus puertas sin que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) haya aclarado el motivo, aunque insiste en que maneja inventarios para satisfacer la demanda interna y atribuye la escasez a "fake news".

El primer vicepresidente del Parlamento -el único órgano de poder que controla la oposición-, Stalin González, aseguró esta misma jornada que el plan de racionamiento se extiende a los estados de Lara y Bolívar, donde se limita el reposte a 30 litros de combustible.

"¿Es justo eso cuándo Venezuela siempre fue potencia en petróleo?", preguntó el dirigente opositor.

"Este régimen solo se ha enriquecido a costilla de los venezolanos. Maduro se encargó de destruir la mayor y más grande empresa petrolera de la región", añadió en alusión a Pdvsa, cuyo bombeo ha mermado de manera significativa desde 2013.

Según las últimas estimaciones publicadas el pasado 10 de abril por la Opep, la producción de crudo venezolano se desplomó en marzo pasado hasta 732,000 barriles por día, lo que compromete aún más la ya golpeada economía del país.

Por su parte, el economista y diputado de la Asamblea Nacional Ángel Alvarado afirmó este mes que en Venezuela se están produciendo 500,000 barriles de petróleo por día como consecuencia de los apagones eléctricos.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa por una acuciante crisis económica que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que, de acuerdo con el Parlamento, cerró 2018 en casi 1,700,000%, aunque según cifras del Banco Central los precios se aceleraron 130,060,2% el año pasado.