• México |
  • |
  • |
  • EFE

El desbordamiento de un río en el municipio de San Gabriel, en el occidental estado mexicano de Jalisco, causó la muerte de una mujer y la desaparición de hasta cinco personas, informó este lunes el Gobierno del Estado de Jalisco.

Buena parte del municipio, de cerca de 15.000 habitantes, quedó anegado este domingo cuando un aumento del caudal del río tras unas fuertes lluvias provocó riadas que arrastraron coches e inundaron viviendas.

Habitantes rescatan algunas de sus pertenencias este lunes luego de las fuertes lluvias en San Gabriel (México). EFE/END

Además, la riada también contenía troncos y ceniza debido a los incendios forestales que se dieron recientemente en la zona. El Gobierno estatal informó en un boletín de que Protección Civil acudió a la zona para ofrecer toda la ayuda posible a los ciudadanos del municipio, además de que todas las autoridades y cuerpos de seguridad están en acción tras haberse reunido en la madrugada de ayer para coordinar las actividades.

Cerca de 3.000 habitantes resultaron afectados y 1.000 viviendas presentan algún tipo de daño, por lo que, aunque ya se restableció la energía eléctrica en la madrugada del lunes, se suspendieron las clases hasta nuevo aviso.

Habitantes rescatan algunas de sus pertenencias este lunes luego de las fuertes lluvias en San Gabriel (México). EFE/END

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, pidió a través de Twitter que los vecinos "no caigan en rumores o especulaciones" y emitió todos los datos conocidos hasta ahora, asegurando que autoridades federales y estatales están acudiendo a la zona para evaluar los daños y poner en marcha las acciones necesarias.

La mujer fallecida tenía 36 años, mientras que se encuentran desaparecidas cuatro mujeres de 80, 60, 61 y 55 años y un menor de edad. Este lunes se intensificaron las labores de búsqueda. Hace apenas una semana el municipio de Matehuala, en el central estado de San Luis Potosí, sufrió también inundaciones tras solo 10 minutos de lluvia intensa que arrastró alrededor de 50 coches a través del agua, pero en este caso no hubo pérdidas de vidas humanas.