•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los maestros de Chile comenzaron este lunes un paro indefinido de actividades en demanda de mejoras laborales y en repuesta a una presunta negativa del Ministerio de Educación al diálogo.

La convocatoria de paro nacional pretende una movilización en todo el país, con la realización de marchas, manifestaciones, asambleas y actividades en barrios. La paralización de actividades, que afecta a cerca de un millón de estudiantes, comenzó con una adhesión del 70 % de los docentes de la educación pública y se espera que alcance finalmente a un 100 %, dijo a los periodistas Mario Aguilar, presidente del gremio convocante, el Colegio de Profesores.

"Nosotros creemos que nos vamos a acercar al 100 % de adhesión, eso significa cerca de 100.000 profesores, pero también tenemos información de que muchos colegios particulares subvencionados se van a sumar", afirmó el dirigente.

La convocatoria de paro nacional pretende una movilización en todo el país, con la realización de marchas, manifestaciones, asambleas y actividades en barrios. AFP/END

Aguilar dijo que los maestros no están pidiendo aumento de salarios, sino mejoras en las condiciones de trabajo, "y sobre todo, atención a la educación pública, que se está cayendo a pedazos".

Según el gremio docente, la educación pública está en un estado de abandono, con colegios que tienen plagas de ratones, no hay elementos de aseo en los baños, y hay colegios donde en junio todavía no llega el material pedagógico, en circunstancias de que las clases comenzaron en marzo.

Además, critica algunos cambios curriculares recientemente anunciados por el Gobierno, como declarar optativos en los dos últimos años de enseñanza secundario los ramos de Historia, Educación Física y Artes.

La convocatoria de paro nacional pretende una movilización en todo el país, con la realización de marchas, manifestaciones, asambleas y actividades en barrios. AFP/END

Por su parte, el Ministerio de Educación anunció este lunes su propósito de mantener el diálogo con los maestros para solucionar los problemas planteados. En las primeras horas de este lunes los maestros celebraron asambleas comunales e impartieron clases de Historia, Educación Física y Artes en varias estaciones del Metro de Santiago.

En La Granja, un municipio obrero al sur de Santiago, la Policía reprimió una de esas manifestaciones, aparentemente porque los docentes interrumpieron el tránsito de vehículos. "Estábamos pacíficamente manifestando nuestras demandas y llegan Fuerzas Especiales (antimotines) con violencia inusitada, comenzando a golpear a los profesores y tomar detenidos a colegas", dijo a los periodistas uno de los manifestantes.