• Lima, Perú |
  • |
  • |
  • EFE

Unas 5,3 toneladas de cocaína fueron decomisadas en dos operativos antidroga realizados la pasada semana en Perú, anunció este martes el Ministerio del Interior durante la presentación de la ilegal mercancía incautada.

Las incautaciones constituyen el mayor golpe al narcotráfico en Perú en lo que va de año, según destacó el ministro del Interior, Carlos Morán.

El primer operativo, denominado "Abeja", se apoderó de 3,5 toneladas de clorhidrato de cocaína, y el segundo, llamado "Bananos", se hizo con 1,8 toneladas de alcaloide de cocaína.

La droga era almacenada por organizaciones de narcotraficantes para ser enviada de manera clandestina por vía marítima, a través de contenedores "preñados" con grandes cantidades de cocaína desde los puertos del Callao y Paita, los terminales de Perú con mayor tráfico de mercancías.

En las dos operaciones de detuvieron a 29 personas, entre ellas veinticinco peruanos y cuatro extranjeros, y se incautaron valiosos bienes como teléfonos móviles, armas, municiones, automóviles e incluso un tráiler.

El director general de la Policía Nacional, José Luis Lavalle, detalló que las operaciones se realizaron en coordinaciones con los cuerpos de policía de Argentina, España e Italia.

Precisó que las dos organizaciones criminales desarticuladas utilizaban empresas de fachada constituidas en Argentina para enviar la droga a Europa bajo la apariencia de exportaciones de miel de abeja y bananos.

Unas 5,3 toneladas de cocaína fueron decomisadas en dos operativos antidroga realizados la pasada semana en Perú. Imagen referencial. Archivo/END

Luego gran parte del dinero obtenido lo blanqueaban también en Argentina a través de hoteles de lujo y la compra de inmuebles y vehículos de alta gama.

A la presentación de las incautaciones también asistió el presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien valoró la labor de la Policía Nacional.

Vizcarra aseguró que la droga procedía del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú, ubicada en la vertiente oriental del sur de los Andes peruanos, en una extensa y agreste área de selva montañosa que ocupa parte de cuatro regiones del país.

Perú es el segundo mayor productor mundial de cocaína, solo por detrás de Colombia, al registrar en su territorio 49,900 hectáreas en 2017, según el último informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), lo que puede producir aproximadamente unas 411 toneladas de cocaína al año.