•   Washington D.C, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, telefoneó este viernes al primer ministro japonés, Shinzo Abe, para "agradecerle sus esfuerzos para facilitar un diálogo" entre Estados Unidos e Irán, algo que ambos países descartaron este jueves, en medio de un clima de creciente tensión en el Golfo Pérsico.

La Casa Blanca informó en un comunicado de la llamada entre Trump y Abe, quien esta semana visitó Teherán con el objetivo de mediar en el inicio de un diálogo entre EE.UU. e Irán para solventar los roces de los últimos meses.

"Los dos líderes hablaron sobre una serie de temas bilaterales, incluido el reciente viaje del primer ministro Abe a Irán y las circunstancias que rodean los ataques a dos cargueros en el Golfo de Omán", explicó un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley.

Shinzo Abe, primer ministro japonés. EFE/END

"El presidente Trump agradeció al primer ministro Abe su intento de facilitar la comunicación con Irán", añadió la fuente, y agregó que ambos hablaron también sobre las negociaciones comerciales entre EE.UU. y Japón y sobre la cumbre del G20, que se celebrará el 28 y 29 de junio en la ciudad japonesa de Osaka.

Tras recibir a Abe este jueves, el líder supremo iraní, Ali Jameneí, aseguró que negociar con EE.UU. no tendría "sentido", y se negó a enviar ningún mensaje a Trump a través del primer ministro nipón.

Poco después, Trump descartó también una negociación con Irán, y afirmó en Twitter que "es demasiado pronto para pensar siquiera en llegar a un acuerdo" porque ninguno de los dos Gobiernos "están preparados".

La tensión con Irán ha repuntado desde que EE.UU. decidiera aumentar su despliegue militar en Oriente Medio, reforzar sus sanciones contra Teherán y designar a los Guardianes de la Revolución iraníes como grupo terrorista.

Además, ha habido un par de incidentes en el golfo Pérsico que han despertado la alarma, el último este jueves, cuando dos buques cargueros fueron atacados en el mar de Omán.

Mientras que EE.UU. responsabilizó a Irán de ese incidente, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, destacó que uno de los barcos tenía armador japonés y dijo que el suceso era por lo menos "sospechoso", ya que coincidió con la visita de Abe a Teherán.