• |
  • |
  • EFE

Diversas agrupaciones feministas de Argentina se unieron para lanzar en las redes sociales una campaña con la que buscan una mayor inclusión de mujeres comprometidas con el feminismo en las listas electorales para los comicios presidenciales y legislativos de octubre próximo.

El próximo sábado vence el plazo para que las coaliciones políticas presenten ante la justicia electoral las diversas nóminas de precandidatos y precandidatas.

Con la consigna #MujeresEnLasListas, la iniciativa busca el apoyo para la incorporación de aquellas dirigentes políticas representativas de la lucha por la igualdad de género.

Esta iniciativa se ampara en la ley de paridad reglamentada el 8 de marzo pasado, que obliga a todos los partidos que compitan en elecciones nacionales a presentar listas integradas por hombres y mujeres en orden intercalado.

La convocatoria fue apoyada por miembros femeninos de todo el arco político. "A días del cierre de listas, unámonos por más #FeministasEnLasListas", dijo en Twitter la dirigente del Gen y excandidata a la Presidencia 2015, Margarita Stolbizer, mientras que la diputada por el kirchnerista Frente para la Victoria Gabriela Cerruti manifestaba que las mujeres tienen que romper el techo de cristal de la política, ya que "con la paridad no alcanza si no podemos debatir el poder", concluía.

Por su parte, la diputada de Somos Victoria Donda también apoyó públicamente la consigna.

A pesar de la relevancia en la agenda social de Argentina de las temáticas feministas como las movilizaciones del colectivo "Ni una menos" y por la Ley por la Interrupción Voluntaria del Embarazo, este año solo una mujer se presenta como precandidata a presidenta del país.

Se trata de la dirigente de izquierda Manuela Castañeira, del Nuevo Movimiento al Socialismo, quien, como el resto de precandidatos, deberá reunir en las internas abiertas del próximo 11 de agosto al menos el 1,5 % de los votos válidos para poder representar a su partido en las elecciones generales del 27 de octubre.

En esos comicios, además de presidente y vicepresidente, se renovarán más de la mitad de los miembros de la cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Si bien la ley de paridad fue sancionada en 2017, su reglamentación fue concretada en marzo en este año y esta será la primera vez que se ponga a prueba. Esta normativa no es la primera ley argentina sancionada a favor de la equidad de representación política de género.

Ya en 1991, el país austral fue pionero en Latinoamérica al aplicar la ley de cupo femenino que establecía la obligatoriedad del 30 % de la nómina de las listas para las mujeres.