•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La canciller alemana Angela Merkel indicó el miércoles que deseaba hablar de forma "clara" con el presidente brasileño Jair Bolsonaro sobre la deforestación en Brasil, aunque excluyó que este asunto ponga en riesgo la inminente conclusión de un acuerdo comercial UE-Mercosur.

"Veo con preocupación el asunto de las acciones del presidente brasileño (sobre deforestación, ndlr), y si se presenta la oportunidad en el G20 tendré una conversación clara con él" al respecto, declaró Merkel ante sus diputados.

Esta cumbre del G20 se inicia el viernes en Osaka, Japón.

La expansión de las actividades agrícolas en Brasil, apoyada por el gobierno del presidente  Bolsonaro, genera una masiva deforestación causando crecientes conflictos con las comunidades tradicionales.

Esta situación impulsó en junio a 340 ONG europeas y sudamericanas --entre ellas Greenpeace y Friends of the Earth-- a pedir que se cuestione el acuerdo comercial entre la Unión europea (UE) y el Mercosur. 

La conclusión del acuerdo es inminente, según los presidentes de Brasil y Argentina, tras 20 años de negociaciones.

Las ONG exigen "medidas estrictas" contra la deforestación y "compromisos" en favor del acuerdo de París sobre el clima.

"No creo que la no conclusión del acuerdo con Mercosur contribuya a que sea desbrozada una hectárea menos, más bien al contrario" dijo sin embargo Merkel. 

"No es ésta la respuesta a lo que ocurre actualmente en Brasil", agregó.

El acuerdo UE/Mercosur es también duramente criticado por los agricultores europeos que temen una invasión de productos sudamericanos con la supresión de algunos aranceles.