• Osaka, Japón |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente francés Emmanuel Macron, quien participa en Japón en la cumbre del G20, amenazó con negarse a firmar el tratado comercial UE-Mercosur si Brasil sale del acuerdo de París sobre el clima.

"Si Brasil abandonara el acuerdo de París, no podríamos firmar acuerdos comerciales con él", dijo el presidente francés a la prensa, antes de la apertura este viernes de la cumbre del G20 donde el clima será uno de los principales temas.

Las declaraciones de Macron ponen presión a unas negociaciones que empezaron en 1999 y que están en su fase final para crear un ambicioso tratado comercial entre la Unión Europea y los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay).

"El clima va junto con las cuestiones sociales, comerciales. No quiero hacer acuerdos comerciales con gente que no siguen el acuerdo de París, que no respetan nuestros compromisos sobre la biodiversidad", añadió Macron.

La canciller alemana Angela Merkel también aseguró que estaba "preocupada" el miércoles por las acciones del presidente brasileño Jair Bolsonaro en materia de deforestación.

"Aprovecho la oportunidad del G20 para tener una discusión franca con él", afirmó, sin poner sin embargo en duda las negociaciones comerciales en curso.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. EFE/END

"No creo que dejar de firmar el acuerdo con el Mercosur contribuya en ningún caso a que se desbrocen menos hectáreas en Brasil, al contrario", dijo Merkel, y apuntó que "no es la respuesta a lo que está pasando en Brasil".

En junio, 340 oenegés europeas y sudamericanas pusieron en duda este acuerdo comercial "a causa del deterioro de los derechos humanos y de la situación ecológica en Brasil" desde la investidura, en enero, del presidente de extrema derecha.

Estas organizaciones reclaman "medidas estrictas" contra la deforestación y "compromisos" a favor del acuerdo de París sobre el clima.

Angela Merkel, canciller alemana. EFE/END

Los agricultores europeos también se oponen al acuerdo porque temen la llegada masiva de productos sudamericanos.

"Pedimos a nuestros agricultores que abandonen los pesticidas (...) no podemos decirles de un día para otro que haremos entrar productos que no respetan nada", añadió Macron.