• |
  • |
  • AFP

Uruguay celebra este domingo elecciones internas en sus partidos políticos, que definirán a los candidatos para las presidenciales del 27 de octubre.

Unos 2,7 millones de electores están habilitados para votar en unos comicios no obligatorios en los que cada colectividad política elegirá un candidato único que buscará la presidencia en reemplazo del izquierdista Tabaré Vázquez, que entregará el poder el 1° de marzo de 2020.

Estas elecciones permiten ejercer "la libertad de pensamiento y de opinión", dijo el mandatario al votar temprano en la mañana del domingo luego de la apertura de urnas a las 08H00 locales (11H00 GMT).

Se trata de unas elecciones particulares en este país de 3,4 millones de habitantes que vive en democracia desde 1985 tras 12 años de dictadura.

El Frente Amplio se juega este año su continuidad en el poder, al que llegó por primera vez en 2005 de la mano de Vázquez.

En un contexto de estancamiento económico y deterioro de la seguridad pública, se suman una multiplicidad de partidos (15) y aspirantes (28), y destaca la ausencia de algunos líderes históricos de la carrera electoral.

El propio Vázquez, que por ley no puede ser reelecto, o el exmandatario del mismo Frente Amplio José Mujica (2010-2015), no serán candidatos. En cambio, el dos veces presidente Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) buscará la nominación de su liberal Partido Colorado ante el economista Ernesto Talvi, un debutante en la arena política-electoral.

El exintendente (alcalde) de Montevideo Daniel Martínez aparece en un cómodo primer lugar de los sondeos en el oficialista Frente Amplio.

Luego de votar, el aspirante oficialista se limitó a señalar que "pase lo que pase" irá a "felicitar o a recibir la felicitación" de los otros tres precandidatos de su partido, según declaraciones al diario El País.

En la oposición, el candidato favorito en las encuestas es el senador Luis Lacalle Pou, del centroderechista Partido Nacional.

"Es una interna y un proceso electoral distinto. Hay una oferta electoral más amplia y eso debería obligarnos a ser mejores", dijo el legislador tras sufragar, en declaraciones a periodistas reproducidas por el diario El Observador.

A Lacalle Pou le sigue en los sondeos el multimillonario empresario Juan Sartori, que a los 38 años y sin pasado político lanzó su candidatura en diciembre y se ha convertido en uno de los protagonistas de la campaña por su despliegue mediático y propuestas polémicas que sus rivales consideran demagógicas.

El poder en juego

El Frente Amplio se juega este año su continuidad en el poder, al que llegó por primera vez en 2005 de la mano de Vázquez.

El gobierno frenteamplista se ha visto golpeado por varios escándalos. El más sonado fue la renuncia en 2017 del vicepresidente de la República Raúl Sendic, quien se presentaba bajo un título universitario que no tenía y ahora es enjuiciado por peculado y abuso de funciones.

El oficialismo se ha esforzado en dar una imagen de unidad durante la campaña para las internas. Pero la situación económica y las cifras de seguridad le ponen difíciles las cosas.

A pesar de más de 15 años de crecimiento ininterrumpido desde 2003, el gobierno de Vázquez debe lidiar ahora con un estancamiento de la economía que se verifica en cierres de empresas, despidos y un creciente déficit de las finanzas públicas que roza el 5% del PIB, la cifra más alta en décadas.

A su vez, Uruguay registró un alto crecimiento en el número de homicidios, llegando a 414 en 2018, un 45,8% más que el año anterior y un récord para este país sudamericano.

De los 15 partidos políticos registrados ante la Corte Electoral, varios tienen a sus candidatos únicos definidos.

La interna que aparece más ajustada es la del Partido Colorado, donde Sanguinetti se postula con el objetivo de que su partido integre un eventual Ejecutivo de coalición. "Para eso me introduje en esta historia, pensando en lo difícil que va a ser el próximo gobierno", dijo el ex mandatario.

Luego de la votación del domingo empezará la campaña para los comicios del 27 de octubre. Si ningún candidato obtiene más de 50% de los votos en esa instancia, habrá una segunda vuelta el 24 de noviembre. Ambas votaciones son obligatorias.