• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • AFP

Catorce marinos murieron en un incendio en un submarino de investigación de la marina rusa en aguas territoriales de ese país, indicaron este martes las autoridades, en un hecho que trajo a la memoria la tragedia del "Kursk" que conmocionó al mundo.

El presidente Vladimir Putin, muy criticado en 2000 por su gestión de la catástrofe del "Kursk", no había reaccionado el martes por la noche.

Lea: Irán incorpora el primer submarino de nuevo tipo, capaz de lanzar misiles de crucero

Las fuerzas armadas dieron muy pocos detalles del accidente ocurrido el lunes en un misterioso submarino destinado, según la versión oficial, al estudio del medioambiente marino y del fondo de los océanos.

Según el ministerio de Defensa, citado por las agencias rusas, las 14 personas murieron intoxicadas a causa del incendio, que fue controlado. El submarino volvió a su puerto de atraque.

En los últimos diez años, tres incendios se declararon en submarinos rusos en reparación. Foto: AFP/END

El incendio se produjo durante una operación de recolección de datos en el lecho marino, según la marina rusa, que precisó que el sumergible tiene base en la ciudad cerrada de Severomorsk, en la región de Murmansk, en el Ártico.

La marina rusa realiza una investigación para determinar las causas del incendio, según la misma fuente.

De interés: Al norte de Francia reaparece submarino alemán de la Primera Guerra Mundial

Según fuentes citadas por los diarios rusos RBK y Novaya Gazeta, el submarino en cuestión sería el nuclear "AS-12", apodado "Losharik", por el nombre del personaje de dibujo animado soviético, a raíz de la forma poco común de su estructura.

Se conocen pocas cosas del "AS-12", que no estaría armado, contaría con una tripulación de 25 marinos y podría alcanzar una profundidad de 6.000 metros, según Novaya Gazeta.

En los últimos diez años, tres incendios se declararon en submarinos rusos en reparación. Foto: AFP/END

- Numerosos accidentes -

Este accidente recuerda a la tragedia del submarino a propulsión nuclear "Kursk", joya de la flota rusa del Norte, que se hundió con 118 hombres a bordo el 12 de agosto de 2000, cuando comenzaba el primer mandato de Vladimir Putin.

El "Kursk" sufrió la explosión de uno de sus torpedos, lo que desencadenó la destrucción de todo el depósito de municiones y enviando al submarino a 110 metros de profundidad.

Además: Las “abuelitas” que exploran los fondos submarinos en Japón

Veintitrés tripulantes sobrevivieron durante varios días tras la explosión, pero murieron al no ser rescatados a tiempo.

Ese accidente sigue siendo hasta la actualidad la peor catástrofe sufrida por la marina rusa, y una sombra en el legajo del jefe del Kremlin, muy criticado por su gestión de esta crisis.

Submarinos nucleares rusos retirados de servicio en la base ártica de Severomorsk, en la península de Kola, Rusia. Foto: Voz de América/END

En 2008, 20 personas murieron asfixiadas a bordo del submarino ruso "Nerpa" en el Mar de Japón, tras haber inhalado de gas freón emitido por el sistema anti-incendio. Más de 200 personas se encontraban a bordo, una cifra mucho mayor a las 80 previstas.

En los últimos diez años, tres incendios se declararon en submarinos rusos en reparación. Los especialistas señalaron problemas de disciplina y de respeto de las normas de seguridad en los astilleros.

También: Jueza ve "muy remoto" responsabilizar a Macri de lo ocurrido al submarino

Muchos accidentes mortales tuvieron lugar en los años 1960 y 1970 en submarinos, principalmente soviéticos, pero también uno estadounidense, el "USS Thresher", desaparecidos con 129 personas a bordo, la catástrofe más mortífera hasta esta fecha.