• Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El ministro español de Relaciones exteriores Josep Borrel pidió el martes al embajador de Venezuela condenar el "trágico" fallecimiento del capitán de corbeta Rafael Acosta y realizar una "investigación independiente" sobre el caso.

En un comunicado, Josep Borrell, nominado el martes para el cargo de jefe de la diplomacia europea, pidió al embajador hacer "una investigación independiente, expedita y rigurosa" sobre la muerte del militar, acusado de complot en contra del presidente Nicolás Maduro.

El ministro quiere "transmitirle la repulsa del Gobierno de España por el trágico fallecimiento del Capitán de Corbeta Rafael Acosta, presuntamente debido a los malos tratos que le habrían sido infligidos mientras se encontraba bajo custodia de los cuerpos de seguridad venezolanos", indica el comunicado.

Estos hechos "habrían tenido lugar desde el momento de su detención hasta su comparecencia ante los Tribunales de Justicia", añadió.

Acosta Arévalo, acusado de conspirar contra Maduro, fue detenido el 21 de junio y dado por desaparecido durante una semana.

Su abogado asegura que estaba en perfectas condiciones antes del arresto y que el 28 de junio fue presentado ante un tribunal militar en silla de ruedas, incapaz de hablar y con señales de tortura.

El juez ordenó su traslado a un hospital militar, donde murió en las primeras horas del 29 de junio.

Fiscalía dice que dos militares mataron a capitán detenido por supuestamente atentar contra Nicolás Maduro. AFP/ENDUn sargento y un teniente de 22 y 23 años fueron arrestados el lunes por la muerte, que desató una ola de condena internacional.

Acosta hacía parte de un grupo de 13 personas detenidas por supuestamente intentar "golpe de Estado" contra Maduro.

El gobierno venezolano indicó que el golpe debía ser realizado los días 23 y 24 de junio e incluía el asesinato del presidente y altos funcionarios.