• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Aunque la reconocida sismóloga Lucy Jones dijo que el sismo de 6,4 registrado el jueves y el de 7,1 que sacudió ayer al sur de California no se produjeron en la peligrosa falla de San Andrés, el fantasma de la teoría de un megaterremoto despertó el temor en los habitantes de la costa oeste de Estados Unidos.

Sismólogos de todo el mundo insisten que un gran terremoto podría activarse en un tiempo no determinado sobre la falla de San Andrés, que está ubicada precisamente en California, muy cerca de donde, estos días, se han estado produciendo fuertes sismos.

El epicentro del movimiento telúrico del jueves se ubicó a 10,7 km de profundidad cerca de Searles Valley, una zona poco urbanizada a 240 km al noreste de Los Ángeles, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

Asimismo, el USGS reportó que el terremoto del viernes, de magnitud 7,1, se registró a las 20H19 (03H19 GMT del sábado) a 17 km de la pequeña ciudad de Ridgecrest.

El sismo se registró "en la misma falla en las que se han estado produciendo esta secuencia en el valle de Searles. Es parte de la misma secuencia", dijo en Twitter la sismóloga Lucy Jones.

Aunque Lucy Jones despejó las dudas de que estos temblores tuvieran relación con la falla de San Andrés, entre los pobladores de California creció el miedo de que en los próximos días ocurra un megaterremoto.

El epicentro del movimiento telúrico de este jueves se ubicó a 10,7 km de profundidad cerca de Searles Valley. AFP/END

En 2016, se puso de moda la teoría del "Big One", algunos expertos dijeron que un gran terremoto podría causar el caos en Los Ángeles y en San Diego, a causa de la falla de San Andrés.

Dicha falla, es una de las más estudiadas por los sismólogos del mundo, porque se ubica sobre la superficie de la tierra y mide unos 1,300 kilómetros.

Es importante recordar que una falla geológica es una fractura en la corteza terrestre a lo largo de la cual se mueven las placas tectónicas. En el caso de San Andrés, se caracteriza porque la parte media se rompió hace 160 años.

Según especialistas, esa “herida” reciente deja la oportunidad de que en cualquier momento se libere mucha energía entre la placa Norteamericana y la placa del Pacífico, ambas placas están dividas por la falla de San Andrés.

Jennifer Andrews, sismóloga del Instituto de Tecnología de California (Caltech), dijo a la BBC Mundo que la previsión que tiene la comunidad científica es que prevén un gran terremoto en los próximos 30 años, a causa de un movimiento en la falla de San Andrés.

"La parte sur de la falla no se ha quebrado en tres siglos y sabemos que durante este tiempo se acumuló la tensión", dijo Andrews.

El sismo de este mediodía solo es superado por el terremoto que se produjo en 1999 en el desierto de Mojave. Imagen referencial. Archivo/END

El director del Centro Sísmico del Sur de California, Thomas Jordan, aseguró que la falla de San Andrés está cargada y lista para temblar, según citó un artículo del diario mexicano El Excersior.

El científico señaló que “se acerca la hora de un gran terremoto” en la zona. El epicentro del movimiento telúrico de este jueves se ubicó a 10,7 km de profundidad cerca de Searles Valley. Imagen referencial. Archivo/END

En la historia de California, la falla de San Andrés activó los siguientes temblores:

· 1857 se registró un sismo de magnitud 8,0 en Parkfield, Condado de Monterrey

· 1906, un sismo de magnitud 7,8 en San Francisco

· 1940, un sismo de 7,2 en Baja California

· 1989, terremoto de 7,1 en Loma Prieta, San Cruz

· 2010, sismo de 7,2 en México.

Los expertos advierten a las autoridades que deben estar preparadas para un movimiento de gran magnitud en California, dada las previsiones del "Big One".