• Lima, Perú |
  • |
  • |
  • AFP

La Corte Suprema de Perú abre este viernes una audiencia para decidir si libera o no a la líder opositora Keiko Fujimori, en prisión preventiva desde octubre por un escándalo de corrupción que salpica también a cuatro expresidentes.

La Sala Penal Permanente del máximo tribunal peruano tiene previsto iniciar a las 08H30 locales (13H30 GMT) la audiencia para pronunciarse sobre un recurso de casación de Keiko, cuyo partido controla el Congreso peruano. Escucharán los alegatos de los fiscales y de los abogados de la primogénita del también encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

Lea: Keiko Fujimori apuesta por nuevo intento para salir de prisión

Los abogados sustentarán "por qué se debe anular la prisión preventiva contra de Keiko Fujimori", explicó a la AFP un vocero del poder judicial.

Giuliana Loza, abogada de Keiko, tiene confianza en conseguir su excarcelación con el recurso presentado en marzo.

"Estamos muy esperanzados, nunca hemos perdido la fe en la justicia nacional", dijo Loza en el canal de televisión TV Perú.

"Tenemos toda la confianza, la fe en que la Corte Suprema, atendiendo los argumentos técnicos, jurídicos, de nuestra casación, nos dé la razón", indicó.

Deinterés: Tribunal peruano rechaza recurso para liberar a Keiko Fujimori por caso Odebrecht

Los cinco magistrados tienen hasta 20 días para emitir su fallo, que debe ratificar la prisión preventiva o dejarla sin efecto.

En caso de un fallo adverso, Keiko puede acudir en última instancia al Tribunal Constitucional (TC).

Grupos sociales convocaron a una manifestación frente al Palacio de Justicia contra una eventual liberación de la política.

"Que la corrupción no nos voltee el partido. ¡Perú campeón y que Keiko siga en prisión!", dijo en Twitter el colectivo No a Keiko, haciendo referencia a la final de la Copa América que el seleccionado nacional jugará el fin de semana ante Brasil.

Además: Keiko Fujimori celebra su cumpleaños desde la cárcel

Keiko, de 44 años, excongresista y dos veces candidata presidencial, está recluida en una cárcel de mujeres en Lima desde el 31 de octubre de 2018, luego de que el juez Richard Concepción Carhuancho acogiera un pedido de prisión preventiva por 36 meses de la fiscalía.

Keiko, quien aspira a ser candidata presidencial por tercera vez en 2021, participará en la audiencia desde la cárcel, por videoconferencia, según el poder judicial.

La orden de prisión vence en noviembre de 2021, lo que la dejaría fuera de las presidenciales de ese año.

- Fiscal al quirófano -

Los fiscales anticorrupción acusan a Keiko de liderar "una organización criminal" dentro de su partido Fuerza Popular (derecha populista) y de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht para su campaña electoral.

También: Perú: Odebrecht paga 131 millones de dólares por deuda tributaria

El jefe del equipo de fiscales del caso Odebrecht, Rafael Vela, anunció el jueves en la noche que su colega José Domingo Pérez, el fiscal más famoso de Perú y quien ha alegado en las anteriores audiencias de Keiko, fue hospitalizado de urgencia en Lima y fue operado. Tenía apendicitis, según medios peruanos.

"Estaba de viaje y en un momento tuvo malestares y molestias", dijo Vela a la emisora RPP, sin precisar cuál fiscal se encargará de los alegatos este viernes.

Además, los fiscales investigan a una decena de colaboradores por supuestamente blanquear 1,2 millones de dólares provenientes de fondos ilícitos de Odebrecht para la campaña presidencial de 2011. Ella lo niega.

La defensa de Keiko apeló a la Corte Suprema luego de que en enero un tribunal de apelaciones rechazara excarcelarla, tras declarar infundado su pedido de revocar la prisión preventiva.

Lea más: Se revela identidad de implicados en caso Odebrecht en Perú

La opositora afirma que está presa a pesar de que la fiscalía "no ha mostrado una sola prueba" de que hubiera cometido un delito.

El escándalo de sobornos y aportes ilegales de campaña de Odebrecht ha salpicado a cuatro expresidentes, entre ellos Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien se suicidó en abril cuando iba a ser detenido.

También están bajo investigaciones que pueden derivar en prisión Alejandro Toledo (2001-2006), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

Kuczynski permanece en prisión domiciliaria desde abril, mientras que Toledo escapó a Estados Unidos, donde enfrenta un pedido de extradición de Perú.