• Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Gobierno en disputa de Venezuela liberó el jueves a 22 personas, incluidos casos emblemáticos como la jueza María Lourdes Afiuni y el periodista Braulio Jatar, dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, el viernes.

Un día antes, Michelle Bachelet, presentó su reporte tras la visita que realizó a Venezuela el pasado mes de junio. En el informe la Alta Comisionada para los derechos humanos de la ONU pidió la liberación de todos los presos políticos.

Bachelet desveló los dos nombres en declaraciones ante los medios después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró un debate sobre el reporte que realizó tras su visita a Caracas.

Por su parte, Nelson Afiuni, hermano de la jueza escribió en su cuenta de Twitter que "la jueza, sus abogados y su familia no han recibido ninguna notificación de libertad plena, la jueza continúa con las medidas cautelares y ni siquiera la corte de apelación ha emitido algúna notificación".

En diciembre de 2009, Afiuni fue encarcelada por contribuir presuntamente a la fuga del empresario venezolano Eligio Cedeño. El fallecido presidente Hugo Chávez ordenó, en cadena nacional, que fuera apresada.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, (OACNUDH). AFP/ENDLas otras 20 personas puestas en libertad son estudiantes, dijo una portavoz a Reuters.

Bachelet, que presentó su informe sobre Venezuela que da cuenta del asesinato de miles de personas por parte de las fuerzas de seguridad, afirmó que el ejercicio de las libertades y los derechos fundamentales, como la libertad de expresión, comporta en este país "un riesgo de represalias y de represión".

"Las principales instituciones y el Estado de derecho en Venezuela han sido erosionados", dijo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU Bachelet, que viajó a Venezuela del 19 al 21 de junio.

Aún siendo muy crítica con Caracas, la Alta Comisionada estimó sin embargo que se tenía que "dar una oportunidad" al gobierno para poder hacer reformas, sin fijar una "fecha límite".