• Montevideo, Uruguay |
  • |
  • |
  • AFP

Luego de varios días de incertidumbre tras las elecciones internas partidarias del domingo en Uruguay, el candidato oficialista Daniel Martínez (Frente Amplio, izquierda) anunció a su compañera de fórmula de cara a las presidenciales de octubre próximo.

La candidata a la vicepresidencia por el Frente Amplio será Graciela Villar, quien fue dirigente sindical en el sector salud e integró la cámara legislativa de Montevideo. No tiene experiencia parlamentaria nacional y había apoyado al moderado expresidente del Banco Central Mario Bergara en la disputa por la candidatura única del Frente Amplio, en el poder desde 2005.

En una serie de tuits, Martínez, quien ganó con 40% de los sufragios de votantes del Frente Amplio la candidatura de su partido el domingo pasado, calificó a Villar, de 61 años, como "una gran compañera (...) con compromiso militante durante la dictadura", que fue de 1973 a 1985, y "comprometida con el movimiento sindical".

El candidato oficialista Daniel Martínez. AFP/END.

Además destacó que "ha volcado su vida al trabajo con las poblaciones más vulnerables" y admitió que es "de las poco conocidas por el gran público". Sin embargo, sostuvo, es "reconocida por quienes han recibido su solidaridad y compromiso permanente".

Martínez enfrentó serias dificultades para definir la fórmula frenteamplista. La coalición de gobierno había decidido que la dupla debía estar compuesta por un hombre y una mujer, y varias de las mujeres con las que Martínez dialogó en su búsqueda de candidata a vice declinaron su invitación.

En tanto la segunda colocada en las internas de la coalición oficialista, la exministra de Industria Carolina Cosse, apoyada por el expresidente José Mujica (2010-2015), fue descartada por Martínez.

El senador del opositor Partido Nacional Luis Lacalle Pou, de 45 años, el exintendente (alcalde) de Montevideo Martínez, de 62 años, y el economista Ernesto Talvi, de 62 años y del liberal Partido Colorado, disputarán la Presidencia por los partidos mayoritarios en octubre.

Resta conocerse el ladero de Talvi.

El Frente Amplio se juega este año su continuidad en el poder, al que llegó por primera vez en 2005 de la mano del actual mandatario y dos veces presidente Tabaré Vázquez.

El gobierno frenteamplista se ha visto golpeado por varios escándalos, y debe lidiar ahora con un estancamiento de la economía que se verifica en cierres de empresas, despidos y un creciente déficit de las finanzas públicas que roza el 5% del PIB, la cifra más alta en décadas.