• Madrid, España |
  • |
  • |
  • AFP

El Ayuntamiento de Madrid tendrá que aplicar de nuevo a partir del lunes las restricciones a la circulación en el centro de la ciudad, que el nuevo alcalde, de derecha, prometió abolir, en virtud de un fallo de la Justicia.

El sistema Madrid Central, puesto en marcha a finales de 2018 por la alcaldesa Manuela Carmena (2015-2019, progresista), restringe globalmente la circulación en el centro histórico a los residentes y a los vehículos no contaminantes de los no residentes.

El conservador José Luis Martínez-Almeida, elegido en junio alcalde de la capital española, hizo de la supresión de este plan una de sus promesas de campaña.

Ya elegido, con el apoyo de los liberales de Ciudadanos y de la ultraderecha de Vox, se mostró menos decidido pero a finales de junio ordenó que, a partir del 1 de julio, se prohibirían las multas a los automovilistas que circulen por el centro de la ciudad, hasta que se realice un estudio en profundidad del plan.

Miles de manifestantes protestaron en contra de la moratoria ordenada por el consistorio, que una asociación ecologista denunció ante la Justicia.

El viernes, un tribunal de Madrid bloqueó la suspensión, por lo que el Ayuntamiento tendrá que volver a multar a quienes infrinjan la normativa de Madrid Central.

AFP/END.

En un comunicado enviado este sábado, la alcaldía indica que "las sanciones [contra los automovilistas] empezarán el lunes", pero advierte que recurrirá la decisión.

"La postura del equipo de Gobierno sobre Madrid Central sigue siendo la misma", señaló la alcaldía, que se mostró determinada a "plantear un modelo alternativo más eficaz para mejorar la calidad del aire".

En su decisión, divulgada por la prensa española, el tribunal considera que "resultan imprescindibles medidas como Madrid Central" para luchar contra la contaminación atmosférica y el cambio climático, y para que España cumpla con las normas europeas e internacionales en materia de contaminación.

Un automóvil viaja junto al letrero que dice "Acceso denegado excepto vehículos autorizados" en una calle del centro de Madrid. AFP/END.

Lorena Ruiz-Huerta, abogada de Greenpeace España, se declaró satisfecha en la cadena La Sexta con que hayan prevalecido "el interés general y el principio de prevención".

Numerosas ciudades europeas como Londres, Estocolmo o Milán tomaron medidas para restringir la circulación automovilística y reducir la contaminación atmosférica.

La Comisión Europea citó a Madrid Central entre las medidas tomadas por España para justificar su decisión de no demandar al país por sus niveles de contaminación, demasiado altos.