• Paris, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

La esposa de Meng Hongwei, el expresidente de Interpol actualmente detenido en China, presentó un recurso ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya por presunta "complicidad" de la organización internacional de policía en la detención de su marido.

Interpol "falló en proteger y ayudar a mi familia y es cómplice de las acciones injustificadas de su país miembro, China", acusó Grace Meng en un comunicado.

Meng Hongwei desapareció en septiembre de 2018, después de un viaje a China, donde fue detenido. En marzo pasado fue expulsado del Partido Comunista de China (PCC).

Al cabo de unos diez días, Pekín anunció que había regresado a China, donde era sospechoso de corrupción, y que desde entonces permanecía detenido.

Meng Hongwei, ex viceministro de Seguridad Pública, de 65 años, se declaró culpable de corrupción durante un juicio celebrado en junio en Tianjin, en el norte de China.

Grace Meng, que obtuvo asilo político en Francia, dijo que el tribunal de La Haya tendría que decidir "si la desaparición de [su] marido es sólo un asunto de las autoridades competentes de Francia y China, como alega Interpol, o si la propia Interpol ha incumplido sus obligaciones con [su] familia".

Interpol rechazó por su parte "cualquier acusación de complicidad o implicación en las acciones de China contra" Meng Hongwei, declaró la organización.