• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • Edición Web

Colombia regularizará con un decreto la contratación laboral de inmigrantes venezolanos para evitar que los exploten empresas y personas que pretendan pagar salarios por debajo a los establecidos por la ley o evadir
normas de seguridad social, anunció el lunes un funcionario del
gobierno.

Con más de 1,3 millones de venezolanos, Colombia se convirtió en el principal receptor de inmigrantes del paí­s petrolero que sufre una crisis polí­tica, económica y social.

La migración ha provocado presión en los sistemas de salud, educación y asistencia social en Colombia, un paí­s de 48,2 millones de habitantes.

"No podemos permitir que el principal activo de los migrantes sea ser más baratos vía la informalidad", dijo a periodistas el viceministro de Trabajo, Andrés Felipe Uribe.

"Por eso vamos a empezar a reglamentar ese permiso especial de trabajo para que al momento de emplear a un venezolano en condición irregular se le haga una propuesta formal de trabajo", explicó el funcionario, quien reveló que se expediría una autorización laboral a los inmigrantes procedentes de Venezuela.

Las empresas o las personas que contraten a un venezolano están obligadas a pagar un salario mínimo mensual de 925.148 pesos (287,5 dólares), que incluye un auxilio de transporte.

Venezolanos huyen de la crisis / Archivo Además, deben inscribirlos en los sistemas de salud, pensión y riesgos de labores. Las condiciones de contratación serín las mismas que rigen para los colombianos, según Uribe.

Colombia reportó en mayo un desempleo nacional de 10,5% con 22,1 millones de personas empleadas, incluidos unos 340.000 venezolanos, según el Departamento Nacional de Estadí­sticas (DANE).