• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

Boris Johnson jugó la carta del optimismo y Jeremy Hunt, la de la honestidad, en el primer y último cara a cara previsto entre los dos candidatos al puesto de primer ministro británico, que estuvo dominado por el Brexit.

El ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, y el exalcalde de Londres y también extitular de la cartera de Exteriores, Boris Johnson, se hallan inmersos en una carrera cuyo ganador no se conocerá hasta el 23 de julio, después de que los 160,000 militantes del Partido Conservador británico hayan elegido en primarias quién será el futuro primer ministro de Reino Unido.

"Quiero saber hasta qué punto son sólidos tus compromisos, si no nos sacas de la Unión Europea el 31 de octubre, ¿dimitirás?", atacó Jeremy Hunt a Boris Johnson, que parte como favorito, en la cadena ITV.

Boris Johnson (i) y Jeremy Hunt (d). AFP/END

Desde el inicio de su campaña, Boris Johnson ha reiterado que el Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 31 de octubre, con un acuerdo renegociado del Brexit o sin él. La fecha del divorcio con la UE fue postergada del 29 de marzo al 31 de octubre después de que el acuerdo alcanzado en noviembre por May fuera rechazado tres veces por el Parlamento británico.

Aunque primero evitó responder, Boris Johnson, asegurando que el Reino Unido dejaría la Unión Europea en octubre, al final terminó declarando: "no quiero despertar expectativas en la UE de que podrían alentar mi dimisión si rechazan cerrar un acuerdo".

"Boris en Downing Street, así que eso es lo único que cuenta", le replicó Hunt.

Theresa May, primera ministra británica. AFP/END

Ambos candidatos quieren volver a negociar con la UE el acuerdo de Theresa May, algo que la UE descarta.

Durante el debate, Hunt quiso destacar sus dotes de negociador como exempresario de éxito, mientras que Johnson hizo gala de su determinación frente a Bruselas para no ceder en nada.

"No creo que terminemos con una salida sin acuerdo", declaró Johnson, aunque matizó que los costes de un "no deal" serían "muy poco perceptibles [...] si estamos preparados".

El Reino Unido "necesita un poco de optimismo, francamente", sostuvo. "Ya hemos demostrado demasiado derrotismo", a lo que Jeremy Hunt contestó acusándolo de tener por único programa un "optimismo ciego".

"Si queremos hacer que el Brexit sea un éxito, no se trata de mostrar un optimismo ciego sino de comprender los detalles que nos permitan obtener el acuerdo mejor adaptado a nuestro país", defendió Hunt, subrayando que tenía un plan de diez puntos en caso de una salida sin acuerdo.