• Hong Kong |
  • |
  • |
  • AFP

Manifestantes y la policía se enfrentaron este sábado en Hong Kong en el marco de las masivas movilizaciones antigubernamentales, que se centraron esta vez contra las actividades de los comerciantes llegados del otro lado de la frontera con China.

La policía utilizó gases lacrimógenos y porras contra manifestantes enmascarados en la localidad de Sheung Shui, una localidad cercana a la frontera con China, después de que miles de manifestantes se movilizaran contra los llamados "comerciantes paralelos".

Sheung Shui dispone de numerosas tiendas que son muy populares entre los comerciantes procedentes del otro lado de la frontera, y que compran productos en Hong Kong --donde no hay tasas a la venta-- y luego las vuelven a vender en China.

Esa actividad es fuente de tensiones con los residentes locales. "La zona se ha convertido en un lugar al servicio de los comerciantes paralelos, y no de los residentes locales", dijo a la AFP uno de los manifestantes, Siu Hok-yan, de 74 años.

La mayoría de las tiendas de Sheung Shui fueron cerradas antes de la manifestación. Luego, lo manifestantes obligaron a cerrar a las que aún permanecían abiertas, según imágenes de las televisiones locales.

La excolonia británica lleva semanas sumida en su peor crisis de la historia reciente, con unas masivas manifestaciones que en algunos casos derivaron en violentos enfrentamientos entre policías y una minoría de manifestantes más radical.

La policía utilizó gases lacrimógenos contra manifestantes en  Sheung Shui. AFP/ENDLas protestas las desencadenó un proyecto de ley, finalmente anulado, que habría permitido las extradiciones a la China continental. Pero se transformó en un movimiento más amplio para reclamar reformas democráticas y el fin de la erosión de las libertades en este territorio semiautónomo.

Esta crisis –durante la cual la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma y los manifestantes arrasaron el Parlamento local– es el reto más grave al que se enfrentan las autoridades de Pekín desde 1997, cuando Hong Kong volvió a estar bajo su control.