• Washington D.C, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, ofreció entrevistas en Nueva York el lunes después de que Estados Unidos le concedió un visado aunque restringió sus movimientos en el marco de un clima de tensión entre Washington y Teherán.

Semanas después de que Estados Unidos amenazara con imponer sanciones a Zarif, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que Washington permitiría su ingreso al país pero le prohibiría moverse más allá de un radio de seis cuadras en torno a la misión de Irán ante la ONU, en el centro de Manhattan.

Y aseguró que Zarif utilizaba las libertades que le brinda Estados Unidos para difundir "propaganda maligna".

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos. AFP/END

Como suele hacer en sus viajes a la ONU, Zarif intentó transmitir el mensaje de Irán a los medios y la misión iraní tuiteó fotos del ministro hablando con NBC News y la BBC.

La visita de Zarif es la última señal de que la administración de Donald Trump parece estar rebajando sus intenciones de sancionarle como parte de la campaña de máxima presión contra Irán.

Estados Unidos, como país anfitrión de la ONU, tiene un acuerdo para expedir visados de manera inmediata a los diplomáticos extranjeros que trabajan en la ONU, y rara vez rechaza las peticiones.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

Está programado que Zarif hable el miércoles en el Consejo Económico y Social de la ONU, que celebra una importante reunión sobre desarrollo sostenible.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, había indicado el 24 de junio el anuncio de sanciones contra Zarif en esa semana.

Los críticos indicaron que las sanciones acabarán con cualquier posibilidad de diálogo entre ambos países, pese a que Trump asegura que ese es su objetivo.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos. AFP/END

Zarif dijo en una entrevista con The New York Times que no se vería afectado por las sanciones ya no que posee activos fuera de Irán.

Las restricciones de movimiento contra Zarif son inusualmente duras, ya que normalmente Estados Unidos prohíbe a los diplomáticos de naciones hostiles moverse fuera de un radio de 40 kilómetros del Columbus Circle de Nueva York.

Estados Unidos no cuenta con representantes diplomáticos en Irán, ya que rompieron relaciones después de la revolución islámica de 1979 que derrocó al sha Reza Pahlevi de orientación occidental.