• Bolivia |
  • |
  • |
  • AFP

La princesa Mako de Japón, sobrina del emperador Naruhito, inició este lunes una visita oficial de cinco días a Bolivia para conmemorar el 120° aniversario de la inmigración japonesa a esta nación sudamericana.

En su primera actividad oficial en La Paz, Mako se entrevistó con el mandatario boliviano, Evo Morales, en la Casa Grande del Pueblo -sede de la presidencia-, donde luego almorzaron.

La princesa japonesa agradeció a Bolivia por acoger a la comunidad nikkei. "Se estima que unos 13.000 japoneses radican en Bolivia", dijo en un acto público en el que intercambió obsequios con el presidente.

Durante su estadía en el país, Mako se trasladará a Santa Cruz para visitar los principales asentamientos japoneses en Bolivia, donde actualmente viven unos 1.400 inmigrantes y que constituyen prósperas zonas agrícolas productoras de arroz, huevos, soja y nueces de macadamia.

La inmigración japonesa tuvo dos momentos clave en la historia boliviana. El primero, en 1899 y cuyo aniversario se conmemora, con la llegada de un grupo de 91 nipones, que se asentó en el norte del departamento de La Paz.

El segundo, después de la Segunda Guerra Mundial, con un mayor contingente que se instaló en las regiones del este boliviano. Hasta 1964 llegaron al país 3.229 japoneses, según datos de la embajada.

A su turno, Morales destacó la relación bilateral entre los países al recordar que en 2006 Japón terminó de condonarle a Bolivia el total de su deuda.

La princesa Mako conversa con Evo Morales, presidente de Bolivia. AFP/END"Japón nos ha condonado más de 500 millones de dólares, y ahora sigue la cooperación", señaló Morales ante Mako.

La condonación se dio luego de que el país sudamericano cumpliera con las condiciones necesarias para recibir el Alivio Ampliado de la deuda externa, parte de la Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC) impulsada por organismos de crédito y países del G8.

Además, Morales recordó que hace tres años, Japón "ha aprobado un crédito de 550 millones de dólares para implementar proyectos energéticos en Potosí (sur del país)", para el desarrollo de una planta generadora de energía geotérmica.