• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

La agencia para los refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) ha expresado su preocupación por las nuevas restricciones anunciadas por el gobierno de Estados Unidos a las solicitudes de asilo, según un comunicado en el que apunta a la vulnerabilidad de quienes huyen de la violencia o la persecución.

El texto de ACNUR publicado en la noche del lunes sigue a la decisión del gobierno del presidente Donald Trump de terminar con las protecciones de asilo para la mayoría de los inmigrantes que se presenten en la frontera con México.

Está previsto que la medida entre el vigor este martes y afectaría a las miles de personas procedentes sobre todo de Centroamérica.

"Comprendemos que el sistema de asilo de Estados Unidos se encuentra bajo mucha presión y estamos listos, para jugar un rol constructivo, y poder ayudar a aliviar esta presión", dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

Filippo Grandi. AFP/END.

"Sin embargo, estamos profundamente preocupados por esta medida, que pondrá a familias vulnerables en riesgo. Eso menoscabará los esfuerzos de los países de toda la región para identificar las respuestas colectivas y coherentes que se necesitan. Es una medida severa y no es la mejor manera de avanzar", añadió Grandi.

De acuerdo con el texto de la disposición, las personas que ingresan a Estados Unidos a través de la frontera terrestre sur se considerarán no elegibles para el proceso de asilo, si antes de trasladarse a la frontera estadounidense no intentaron solicitar asilo, sin tomar en cuenta si tuvieron acceso a protección internacional efectiva en estos países de tránsito.

"ACNUR cree que esta disposición restringe excesivamente el derecho a solicitar asilo, amenaza el derecho a la protección contra la devolución, aumenta significativamente la carga de la prueba para los solicitantes de asilo, más allá de los estándares legales internacionales, restringe drásticamente los derechos y libertades básicos de quienes logran satisfacerla, y no está en línea con las obligaciones internacionales", indica el texto.