• Washington D.C, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente Donald Trump insistió el martes que Estados Unidos mantiene "buenas relaciones" con Turquía pese a que Ankara recibió la semana pasada las primeras piezas del sistema de misiles ruso S-400, y evitó mencionar las sanciones con las que Washington había amenazado por esta compra.

"He tenido una buena relación con el presidente (Recep Tayyip) Erdogan", dijo Trump a periodistas.

"Honestamente, es una situación muy compleja", agregó dijo el presidente, que acusa a su antecesor Barack Obama de ser responsable de esa operación por prohibir la venta de misiles Patriot, un sistema de defensa estadounidense, a Turquía.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. EFE/END

Los turcos "están en una situación muy difícil, y nos han colocado una posición muy dura... Con todo lo que se ha dicho, estamos trabajando en ello. Veremos qué sucede", agregó Trump.

Las palabras del mandatario llegaron poco después de que su candidato a encabezar el Departamento de Defensa considerara "decepcionante" la compra de misiles rusos por parte de Turquía.

"Ciertamente es decepcionante", dijo Mark Esper en su audiencia de confirmación este martes en el Senado.

El Congreso estadounidense aprobó varias resoluciones pidiendo al gobierno de Trump imponer sanciones a Turquía si no renunciaba a los misiles rusos.

El Pentágono dio un ultimátum oficial a principios de junio en el que exhortó a Ankara a renunciar a los misiles S-400 antes del 31 de julio so pena de excluirla del programa de cazas polivalentes F-35.

El candidato a jefe del Pentágono dijo que ya le había dicho al ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, cuál es su política: "Puedes tener el S-400 o el F-35. No puedes tener ambos".