• Bruselas, Bélgica |
  • |
  • |
  • AFP

Un documento de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN revivió este martes la polémica en Bélgica sobre la presencia de armas nucleares de Estados Unidos, con los diputados de la oposición pidiendo al gobierno un "debate transparente" sobre ello.

Este documento anuncia una próxima versión modernizada (B61-12) de las bombas nucleares B61 almacenadas en Kleine-Brogel (norte), algo que para el diputado ecologista Samuel Cogolati supone una violación del tratado sobre la no proliferación de armas nucleares de 1968.

Lea: Francia lanza una nueva generación de submarinos nucleares

"Era un secreto a voces. Todo el mundo sabía en Bélgica" que esta base militar albergaba este tipo de bombas, agregó a la AFP Cogolati, para quien "actualmente hay un informe oficial de la OTAN que confirma esta verdad". "Reclamamos un debate completamente transparente", agregó.

El informe del 16 de abril del vicepresidente canadiense de la asamblea parlamentaria de la OTAN, Joseph A. Day, menciona las seis bases donde se encuentran "unas 150 bombas" del tipo B61, desplegadas por Estados Unidos en Europa "en el contexto de la OTAN".

Kleine-Brogel, en el norte neerlandófono de Bélgica, figura en esta lista, junto a dos bases en Italia, una en Alemania, otra en Países Bajos y una última en Turquía, precisa el documento, que la AFP pudo consultar.

De interés: ¿En qué consiste el acuerdo sobre el programa nuclear iraní de 2015?

Las bombas destinadas a ser cargadas en aviones estadounidenses y europeos estacionados en estas bases "están bajo control estadounidense y sólo pueden utilizarse con el aval presidencial" del mandatario estadounidense, agrega.

La Alianza Atlántica aseguró que "no se trata de un documento oficial de la OTAN", sino "un proyecto de informe redactado por parlamentarios de países miembros", indicó a la AFP un responsable de la organización transatlántica.

Un portavoz del ministro belga de Defensa, Didier Reynders, rechazó realizar comentarios, a preguntas de la AFP.

Además: La OTAN no ve intenciones en Rusia por respetar el tratado sobre armas nucleares

A finales de los años 1980, un ministro belga reconoció la presencia de armas nucleares en la base de Kleine-Brogel, donde opera un contingente del ejército estadounidense, pero nunca se precisó su número ni su uso.

Los expertos estiman que estas bombas están dotadas de una potencia ajustable de "1Kt a 340 Kt". "Es decir, 26 veces la potencia de la bomba de Hiroshima", denunciaron en el pasado eurodiputados ecologistas.

Según la agencia Belga, una docena de estas bombas se hallarían todavía en Kleine-Brogel. "De 10 a 20", según Samuel Cogolati.