• Londres, Inglaterra |
  • |
  • |
  • AFP

Londres enviará un tercer buque de guerra, la fragata "HMS Kent", al Golfo, informó este martes el ministerio de Defensa (MoD) británico, según el cual esta decisión, "de rutina", no está vinculada a las tensiones actuales en esa región.

Según medios de comunicación británicos, la nave será enviada a la zona a mediados de septiembre, algo que el ministerio de Defensa, consultado por la AFP, no confirmó.

Lea: Irán podría continuar reduciendo sus compromisos nucleares

En estos momentos, el "HMS Montrose" se encuentra en el área, adonde en breve llegará el "HMS Duncan", enviado para reemplazarlo en su tarea de garantizar la "libertad de navegación", había anunciado el ministerio el viernes pasado. Una rotación que ya estaba programada pero que fue adelantada, añadió una fuente de defensa, sin indicar cuánto tiempo permanecerán ambos barcos en la zona.

El ministerio de Defensa no aclaró si los tres barcos podrían patrullar simultáneamente al mismo tiempo. Según una fuente de defensa, "éstos podrían estar juntos en el área pero no forzosamente activos al mismo tiempo".

De interés: Unión Europea considera que aún hay tiempo para salvar acuerdo nuclear con Irán

La tensión en los alrededores del estrecho de Ormuz, por donde circula casi un tercio del petróleo mundial vía marítima, ha aumentado en las últimas semanas a causa de una espiral de sucesos, que incluyen ataques de origen desconocido contra petroleros, y la destrucción de un dron estadounidense por parte de Irán, que afirma que sobrevolaba su espacio aéreo, lo que Washington ha negado.

Reino Unido aumentará temporalmente su presencia militar en el Golfo al avanzar el despliegue de un segundo buque de guerra, informó este viernes el gobierno británico y una fuente de defensa, en medio de crecientes tensiones con Irán.

Además: Portavoz asegura que Irán podría "volver a la situación" de antes del acuerdo nuclear de 2015

El HMS Duncan se dirige al Golfo para relevar a la fragata HMS Montrose en el lugar y seguir garantizando la "libertad de navegación" en esta zona, dijo un portavoz del ejecutivo británico.

Esta rotación, que estaba programada, fue adelantada, agregó una fuente de defensa, que no precisó cuánto tiempo permanecerán las naves en la región.