• |
  • |
  • Edición Web

Representantes de los países miembros del Grupo de Lima, -una de las iniciativas diplomáticas para poner fin a la crisis en Venezuela-, se reunirán el próximo 23 de julio en Argentina para abordar la situación actual en la nación sudamericana.

Con sede en Buenos Aires, este encuentro llega tras el informe del pasado 5 de julio de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien instó al presidente en disputa Nicolás Maduro a terminar con lo que calificó como "graves vulneraciones" a los derechos humanos de los venezolanos.

Bachelet reveló en su informe más de 6,800 ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad chavistas. Maduro lo rechazó y tildó el texto de "parcial".

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. AFP/END

El Grupo de Lima se fundó en 2017. Lo integran más de una decena de países, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El embajador del gobierno encargado de Venezuela ante el Grupo de Lima, Julio Borges, ha denunciado la grave crisis que vive la nación a través de este mecanismo diplomático.

La anterior reunión del grupo ocurrió en la Ciudad de Guatemala el 6 de junio pasado.

La agencia Reuters informó que el gobierno de Perú invitó a China, Rusia, Cuba, Bolivia, Turquía y a otra docena de países a una reunión en Lima el próximo 6 de agosto. Buscarán discutir la crisis política de Venezuela, según dijo a comienzos de julio el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Néstor Popolizio.