• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El rabino de una sinagoga de la ciudad estadounidense de Pittsburgh que fue atacada a tiros por un supremacista blanco en 2018 dijo el martes en Washington que la ola de odio puede acabar solamente cuando los racistas se sientan excluidos y los gobernantes y medios modifiquen su forma de enfrentarlos.

Al abrir una reunión sobre libertad religiosa en Estados Unidos, el rabino Jeffrey Myers, de la sinagoga Árbol de la Vida, en Pensilvania (noreste de EEUU) y donde murieron 11 personas en el ataque de octubre pasado, subrayó que cualquier tipo de comportamiento intolerante o concepción enfermiza en el seno de la sociedad desaparecerá "cuando los líderes de todos los niveles de gobierno modelen el rango de comportamientos morales y éticos que consideramos normas sociales".

Lea: Segunda sentencia de cadena perpetua para Neonazi que atropelló multitud en 2017

Además, resaltó, bajo una ola de aplausos que, excepto los nativos, el resto de la población local es inmigrante o descendiente de foráneos.

Las palabras de Myers cobran mayor relevancia en momentos en que se ha instalado una gran polémica a nivel nacional por declaraciones del presidente Donald Trump efectuadas dos días atrás contra cuatro congresistas liberales de origen minoritario -una de ellas musulmana-, que fueron consideradas por las afectadas y por muchos políticos como de tinte xenófobo.

Entre otras cosas, Trump les aconsejó que debían "regresar" a sus países de origen si no estaban conformes con el funcionamiento de Estados Unidos.

De interés: Colombia: FARC pide investigación ante presunto plan para atentar contra su cúpula

Más de 100 delegaciones extranjeras fueron invitadas a participar en la reunión organizada por el Departamento de Estado en Washington, donde la administración de Trump, que cuenta con fuerte respaldo de los cristianos evangélicos, ha hecho de la libertad religiosa una prioridad.

Si bien los oradores no se refirieron directamente a los comentarios de Trump, hubo referencias indirectas, como las de Myers.

"Cuando los medios de comunicación no recompensen a los malhechores con notoriedad, cuando todos los grupos religiosos y cívicos pongan de manifiesto el racismo y la intolerancia, cuando los perpetradores se sientan marginados por su racismo e intolerancia...entonces veremos una disminución de este mal", dijo.

Además: Dos de los encarcelados por el atentado contra Nicolás Maduro han muerto en condiciones extrañas

La sesión fue abierta por el propio secretario de Estado Mike Pompeo, quien consideró el evento como crucial.

En él se presentan decenas de paneles con testigos y activistas que van desde los musulmanes rohinyás que huyeron de la violencia en Myanmar, a los uigures acosados en China o los cristianos del Medio Oriente que han sobrevivido a matanzas del movimiento yihadista del Estado Islámico (EI).