• Teherán, Irán |
  • |
  • |
  • AFP

El ministerio iraní de Relaciones Exteriores declaró este martes que la República Islámica ayudaba a "un petrolero extranjero que sufrió un problema técnico" en el Golfo, tras haber recibido un mensaje de socorro.

"De acuerdo con las leyes internacionales [...] las fuerzas iraníes se acercaron" al buque "y, con ayuda de un remolcador, lo llevaron a aguas iraníes para llevar a cabo las reparaciones necesarias", declaró el portavoz del ministerio, Abas Musavi, según una cuenta de Twitter oficial del gobierno.

Musavi anunció que más adelante se publicarían más detalles.

Previamente, la organización TankerTrackers, especializada en el seguimiento de cargas de petróleo, había indicado que el petrolero "Riah", con pabellón panameño y que realiza trayectos de ida y vuelta en el estrecho de Ormuz para abastecer a otros buques, había entrado en aguas iraníes el 14 de julio.

Según TankerTrackers, la señal del sistema automático de identificación del carguero se interrumpió en ese momento. La última posición conocida de "Riah" fue en el estrecho de Ormuz, frente a la isla de Qeshm.

Un responsable de Emiratos Árabes Unidos afirmó el martes bajo condición de anonimato que el petrolero no había enviado ningún mensaje de socorro.

"El carguero en cuestión no es propiedad emiratí ni lleva a cabo una operación emiratí, no lleva a personal emiratí a bordo y no emitió un mensaje de socorro", declaró a la AFP este responsable.

Hasan Rohaní, presidente de Irán. AFP/END

"Vigilamos la situación con nuestros socios internacionales", añadió.

La tensión en el estrecho de Ormuz, por el que transita casi un tercio del crudo mundial transportado por vía marítima, aumentó en las últimas semanas.

Estados Unidos acusa a Irán de una serie de ataques de origen desconocido a petroleros, algo que Teherán niega. Y el presidente Donald Trump afirmó haber estado a punto de ordenar bombardeos de represalia contra Irán después de que la República Islámica derribara un dron estadounidense.

El 4 de julio, un petrolero iraní fue interceptado por la policía y las aduanas de Gibraltar, asistidas por un destacamento de la Marina Real británica, frente a este territorio británico situado en el extremo sur de España.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

Gibraltar y Estados Unidos sospechan que pretendía entregar petróleo a Siria, lo que violaría las sanciones europeas y de Washington contra el régimen de Bashar al Asad. Irán lo niega y denuncia un acto de "piratería".

El guía supremo iraní, Ali Jamenei, prometió represalias durante un discurso este martes.

"La cruel Gran Bretaña lleva a cabo acciones de piratería y roba nuestro navío dándole a este robo apariencias de legalidad" declaró el ayatolá.

Irán "no dejará sin respuesta este acto malintencionado. Responderemos en el momento y el lugar oportunos" aseguró Jamenei.