• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

Agitando un arenque ahumado en un acto de campaña abarrotado, Boris Johnson denunció que la burocracia de la UE estaba castigando al productor del pescado, pero Bruselas afirmó el jueves que cualquier regulación de este tipo es en realidad británica.

El gran favorito para suceder a la primera ministra británica Theresa May la próxima semana intentaba convencer así a los miembros del Partido Conservador de la necesidad de abandonar la Unión Europea.

Afirmó que el producto era producido por un "ahumador de arenques de la isla de Man", situada en el mar de Irlanda, "que está absolutamente furioso porque tras haber enviado durante décadas sus pescados por correo sus gastos se dispararon cuando los burócratas de Bruselas insistieron para que cada uno fuese acompañado de una bolsa de hielo".

Theresa May, primera ministra británica. AFP/END

Pero Anca Paduraru, portavoz de la Comisión Europea encargada de seguridad alimentaria, desmintió esta afirmación el jueves.

"El caso descrito por Johnson no entra en el campo de aplicación de la legislación de la Unión Europea y se trata exclusivamente de una competencia nacional británica", afirmó.

Contactada por la AFP, la agencia británica de estándares alimentarios afirmó que "en el Reino Unido, los arenques ahumados vendidos en línea deber mantenerse a una temperatura aceptable a lo largo de todo sus transporte". "Pueden tener que ser empaquetados en una caja aislada con un gel refrigerante o en una bolsa fría", agregó sin precisar si esto deriva de una regla europea o británica.

Antes de entrar en política, Johnson se hizo un nombre como periodista en Bruselas escribiendo sobre absurdas regulaciones de la UE, que desataron acusaciones de no ser siempre ciertas.

La isla de Man no es miembro de la UE, pero como dependencia de la Corona británica forma parte de la unión aduanera que permite la circulación de productos industriales y agrícolas.

"Boris, la isla de Man no está ligada a la burocracia 'inútil y dañina' de la UE en materia de seguridad alimentaria de la que estamos orgullosos porque protege a los consumidores", tuiteó el comisario europeo de Salud, Vytenis Andriukaitis.