• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

Los diputados británicos aprobaron el jueves una medida destinada a impedir cualquier intento del ejecutivo de imponer un "brexit" sin acuerdo suspendiendo la sesión parlamentaria en octubre, gracias al apoyo de varios miembros rebeldes del gubernamental Partido Conservador.

La votación, aprobada por 315 votos contra 274, es un revés para el exalcalde de Londres Boris Johnson, gran favorito para ser designado el próximo miércoles como nuevo primer ministro y que afirma estar dispuesto a sacar al país de la Unión Europea sin un acuerdo en la fecha límite del 31 de octubre.

El gobierno llamó a los diputados conservadores a votar contra la medida, pero varios de los legisladores "tories" apoyaron la iniciativa o se abstuvieron, dando una idea de la oposición a la que se puede enfrentar Johnson si intenta llevar a cabo un "brexit" brutal una vez en el poder.

Boris Johnson, exalcalde de Londres. Archivo/END

Según el canal Sky News, que citó a fuentes cercanas a Johnson, este contemplaría suspender intempestivamente la sesión parlamentaria de octubre para impedir que los diputados intenten impedir una salida sin acuerdo.

La medida aprobada el jueves concierne a una enmienda sobre legislación en Irlanda del Norte y requiere que el parlamento permanezca reunido para discutir su progreso.

Hilary Benn, diputada del opositor Partido Laborista que presentó la enmienda, consideró que era importante que el parlamento permanezca activo en un "momento crucial para nuestro país".

Responsables empresariales británicos han advertido de las graves perturbaciones económicas que conllevaría un "brexit" sin acuerdo y el organismo oficial encargado de las previsiones económicas advirtió el jueves que podría desencadenar una recesión de un año de duración.