• Goma, RD Congo |
  • |
  • |
  • AFP

Los dos puestos fronterizos de Goma con Ruanda se mantenían abiertos este jueves y las medidas de prevención contra el ébola eran las mismas, pese a que la OMS declaró la epidemia en la República Democrática del Congo como "emergencia" sanitaria de interés internacional.

En la ciudad de Goma, ubicada en el noreste de la RDC, un corresponsal de la AFP observó que los puestos tenían una afluencia habitual de gente y los agentes sanitarios continuaban con el lavado de manos con agua clorada y toma de temperatura, igual que desde el inicio de la epidemia.

En Butembo, situada a 250 km al norte de Goma, las autoridades están principalmente preocupadas por encontrar los "contactos" de enfermos para vacunarlos y evitar la propagación del virus, constató un corresponsal de la AFP.

El ébola se ha cobrado la vida de 1,698 personas -entre ellas 41 agentes de salud- en zonas remotas del Kivu del Norte -cuya capital es Goma- desde que se declaró la epidemia en el país el 1 de agosto de 2018, según el ministerio de Salud.

Hay "374 casos sospechosos en investigación" y "10 nuevos casos confirmados", detalló el ministerio en un informe del martes, difundido este jueves.

Un total de 717 persones curadas y la vacunación de 164,757 permitió evitar miles de muertos, según el ministro de Salud, el médico Oly Ilunga, quien era esperado este jueves en Goma.

El descubrimiento de un primer caso en Goma llevó el miércoles a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a activar el procedimiento de emergencia sanitaria mundial por quinta vez desde 2009.

El ébola se ha cobrado la vida de 1,698 personas en zonas remotas del Kivu del Norte. AFP/END

Goma, de aproximadamente un millón de habitantes, es la ciudad más grande afectada por el ébola, fronteriza con Ruanda, y con puerto de donde parten barcos para Kivu del Sur.

Llamado a redoblar esfuerzos

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a la comunidad internacional "redoblar esfuerzos": "Necesitamos trabajar junto con la RDC para poner fin a esta epidemia y construir un mejor sistema de salud".

Estados Unidos ofreció 98 millones de dólares, según su embajada en Kinshasa. Francia fue señalada por su falta de compromiso financiero contra el ébola en la RDC, el mayor país francófono del mundo con sus 80 millones de habitantes. París reaccionó nombrando un "enviado especial".

El ministro Ilunga es muy crítico con las razones de algunas oenegés para recaudar fondos para esta crisis.

"Esperamos que haya una mayor transparencia de los actores humanitarios en el uso de los fondos para responder a este brote de ébola", escribió en un comunicado.

El ministro también dijo que los equipos de salud siguen buscando y vacunando a las personas que habían estado en contacto con el paciente de Goma, quien murió el lunes cuando viajaba a Butembo, uno de los pueblos más afectados por el ébola.

"El gobierno considerará qué medidas deben tomarse para evitar que estos grupos de alto riesgo continúen propagando la epidemia en la región", manifestó.