• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • AFP

La justicia condenó el jueves en Bolivia a cuatro personas con cinco años de cárcel por la muerte, en agosto de 2016, de un viceministro secuestrado y linchado por mineros.

El viceministro de Interior, Rodolfo Illanes, de 56 años, quien planeaba reunirse con piqueteros para buscar el diálogo en un violento conflicto de mineros agrupados en cooperativas, fue secuestrado y torturado hasta morir.

Su cuerpo fue abandonado envuelto en una frazada en la localidad de Panduro, ubicada a unos 200 km al sur de La Paz.

Los cuatro exdirigentes de un sindicato minero "reconocieron la comisión del delito de encubrimiento y organización criminal, aceptando su responsabilidad y participación en los hechos", según el fiscal del caso, Rudy Terrazas.

ARCHIVO/END.

El presunto "autor material" de esa muerte, Ángel Araya, primo de un minero muerto en refriegas con policías, permanece preventivamente en la cárcel, a la espera de una sentencia judicial.

Según las investigaciones, son varios los mineros que participaron en 2016 de la tortura de Illanes, victimado a golpes de palo y piedra.

Dos altos exjefes policiales acusados de negligencia e incumplimiento de deberes fueron exonerados del caso por la fiscalía. Familiares de Illanes anunciaron que apelarán ese fallo.

El conflicto se originó porque los mineros cuestionaron una norma que permitía la creación de sindicatos dentro de las cooperativas.

El gobierno argumentó que en realidad se trataba de una argucia para obtener autorización para alquilar sus concesiones mineras a empresas privadas o extranjeras, lo que está expresamente prohibido por la Constitución.