• |
  • |
  • Edición Web

El embajador del gobierno encargado de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, sostuvo reuniones bipartidistas el jueves en el Congreso con representantes y senadores estadounidenses, en momentos en que se intensifica la gestión diplomática para presionar al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Tras el encuentro sostenido con legisladores de EE.UU., Vecchio dijo a la Voz de América que una de las principales preocupaciones planteadas es la presencia del grupo armado colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano y otros grupos terroristas que están siendo apoyados por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

A las reuniones del jueves asistió también el embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, cuyo gobierno ha sido esencial para denunciar la crisis humanitaria y política que padece Venezuela.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. AFP/END

Tras sostener encuentros con los senadores Marco Rubio y Ben Cardin, los embajadores declararon que, como parte de los avances para buscar una solución a la crisis en Venezuela, las próximas semanas discutirán el tema en audiencias y, según Rubio, evaluarían los siguientes pasos para tomar medidas.

Vecchio dijo que lo importante es que se conozca la magnitud del problema y lo que significa la presencia de estos grupos armados: "Creemos que Nicolás Maduro y su estructura son una organización criminal".

Por esta razón, ambos embajadores han pedido respaldo internacional.

Marco Rubio, senador estadounidense. EFE/END

El embajador Vecchio recordó que, "hemos dicho que Colombia necesita recursos para inteligencia, derrotar al ELN (...) Pedimos a EE.UU. que cierre vías de financiamiento de oro y droga ilegal y se le haga un seguimiento" y que, por último, se ayude en el proceso de reconstrucción de Venezuela: "protección de la frontera, derrotar el sistema ilegal de droga, la presencia del ELN en las fronteras y eso va a requerir la cooperación de los países, las fuerzas armadas, órganos de inteligencia y la comunidad internacional".

Santos, por su parte, dijo que la presencia del ELN ha crecido bajo el amparo del gobierno en disputa de Maduro y que, según un general colombiano, "el 30% del nuevo reclutamiento del ELN es de venezolanos".

Insistió en que, en primer lugar, buscan que los legisladores en EE.UU. se enfoquen en el tema para luego actuar, por ejemplo, a través de medidas.

En la mañana, los embajadores se reunieron con los representantes estadounidenses Albio Sires, Eliot Engel y Michael McCaul.

"Para poder disminuir su presencia o sus actividades, necesitamos el apoyo de la comunidad internacional, principalmente, en este caso, de EE.UU. (...) Los cabecillas del ELN están en Venezuela y, desde allí, cometen crímenes y actos terroristas", reiteró el embajador del gobierno encargado de Venezuela a la VOA, después de esta primera reunión.

Santos dijo a VOA Noticias que se ha hablado claramente de las actividades del ELN en Venezuela está favoreciendo el reclutamiento, el manejo ilegal del oro y en "lo que se ha convertido en Venezuela como una organización paramilitar que protege y defiende el régimen usurpador".

Los dos embajadores se refirieron a la presencia, también, de disidentes del grupo colombiano FARC y la organización terrorista Hezbolá.

Tras las reuniones, Vecchio también resaltó que estas jornadas muestran la solidaridad que hay entre Colombia y Estados Unidos, y la claridad de "una lucha que tenemos que dar juntos".

Sobre Barbados, Vecchio reiteró que "la solución es tener elecciones sin Maduro en el poder y que hoy el obstáculo para la paz es Nicolás Maduro" y ellos seguirán buscando ese objetivo.Tras los encuentros está previsto que realicen declaraciones a medios en Washington.