• Lima, Perú |
  • |
  • |
  • AFP

Los indígenas de 54 federaciones amazónicas de la región peruana de Loreto levantaron sus manifestaciones y abandonaron una estación de la petrolera estatal Petroperú que ocupaban a la fuerza, tras llegar a un acuerdo con las autoridades, informó el jueves el gobierno.

"Tras un fructífero diálogo con las federaciones indígenas de la Amazonía, la Estación 5 fue entregada", tuiteó la presidencia del Consejo de Ministros al dar a conocer la solución a un conflicto social que se inició hace un mes con una huelga en la zona.

Esta medida permitirá al gobierno investigar las causas de los constantes derrames de petróleo que se registran en la zona.

La devolución de la estación, que estaba tomada por los indígenas desde el seis de julio, se realizó en presencia del ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y delegados del gobierno y los indígenas.

El oleoducto peruano ha registrado 29 actos de sabotaje desde 2014. Foto: Archivo/END

José Fachín, asesor de las comunidades, informó "que los líderes de las 54 federaciones decidieron por unanimidad levantar las acciones y desbloquear los principales ríos".

La contaminación de ríos por los constantes derrames de petróleo detonó la protesta el 18 de junio. La falta de diálogo y la demora de las autoridades en reaccionar atizó la situación.

El último derrame ocurrió precisamente el 18 de junio a raíz de un sabotaje en el oleoducto norperuano operado por la empresa estatal PetroPerú, que transporta crudo desde la Amazonía hasta el Pacífico.

La Defensa Civil dijo que 1.230 familias nativas resultaron afectadas por la fuga de crudo. A todas ellas se les repartió agua.

El oleoducto peruano ha registrado 29 actos de sabotaje desde 2014. Foto: Archivo/END

El gobierno había declarado el 11 de julio el estado de emergencia por 60 días en Manseriche, Loreto, "donde la rotura intencional de un oleoducto afectó quebradas que desembocan en el río Marañón".

Las comunidades indígenas confían en que el diálogo con el gobierno permita alcanzar una solución a los problemas que puedan surgir derivados de la contaminación.

Wagner Mussolini, un líder indígena, dijo que esperaban concretar una agenda en una reunión la próxima semana con el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar.

El oleoducto peruano ha registrado 29 actos de sabotaje desde 2014, lo que afecta las finanzas de PetroPerú, que ha gastado más de 80 millones de dólares en reparar estos daños, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía.

El oleoducto peruano ha registrado 29 actos de sabotaje desde 2014. Foto: Archivo/END

Ese oleoducto es una de las obras de mayor envergadura del país. Fue construido hace cuatro décadas y transporta el crudo desde la región amazónica hasta la costa, se extiende por unos 800 km.

A comienzos de este año la misma estación de PetroPerú permaneció ocupada durante varias semanas por miembros de las comunidades indígenas.