• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso este viernes nuevas sanciones contra cuatro funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de Venezuela.

Los funcionarios sancionados son; el general de división Rafael Ramón Blanco Marrero, el coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares, el comandante Alexander Enrique Granko Arteaga y el coronel Rafael Antonio Franco Quintero.

De acuerdo con el comunicado de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Tesoro de EE.UU, la DGCIM, incluidos los funcionarios, han sido acusados de abusos sistemáticos de los derechos humanos y represión de la disidencia y la institución fue sancionada el 11 de julio de 2019, de conformidad con la orden ejecutada (EO) 13850, luego del arresto, abuso físico y muerte del capitán de la Armada de Venezuela, Rafael Acosta Arévalo.

“Los Estados Unidos continuarán responsabilizando a las personas que están involucradas en el uso del régimen Nicolás Maduro, por la intimidación y la represión para atacar y silenciar a los opositores políticos, civiles inocentes y miembros de las fuerzas armadas”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en el comunciado publicado por el Departamento del Tesoro de EE. UU.

El capitán Rafael Acosta Arévalo,  quien murió prisionero en Venezuela,  supuestamente por las torturas. AFP/END

“Estados Unidos utilizará todas sus autoridades para atacar a aquellos que han ayudado al régimen ilegítimo de Maduro a reprimir la disidencia, la libertad de expresión y voluntad del pueblo venezolano”, añade la publicación.

BIENES BLOQUEADOS

Según el Departamento del Tesoro, con el resultado de la acción de este viernes, todos los bienes e intereses en la propiedad de estos individuos y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50% de los sancionados, que se encuentren en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses, están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC.

“Las sanciones de los Estados Unidos no necesitan ser permanentes. Las sanciones están destinadas a provocar un cambio positivo de comportamiento. Los Estados Unidos han dejado en claro que consideraremos levantar las sanciones para las personas designadas bajo las órdenes ejecutivas EO 113692 y EO 13850, que tomen acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático, se nieguen a participar en abusos de derechos humanos, denuncien los abusos cometidos por el Gobierno y combatir la corrupción en Venezuela”, indica el comunicado.

Militares y policías venezolanos han sido señalados de cometer violaciones a los derechos humanos. AFP/END

La periodista Sebastiaba Barráez, especializada en la fuente militar del diario El Nacional, de Venezuela, publicó que el comandante Granko es un hombre de absoluta confianza del jefe de la DGCIM, Iván Hernández Dala, lo que ha permitido que el oficial imponga actos brutales de tortura contra los detenidos.

El mismo medio de comunicación señala que Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, había adelantado que el Gobierno norteamericano tomaría medidas en contra de estos cuatro militares y publicó un twit con el siguiente mensaje: “Estamos con los ciudadanos venezolanos contra sus opresores en la lucha por la libertad”.